BARNA: Formando ejecutivos con criterio de Sostenibilidad

"Los directivos de empresas sostenibles deben de tener visión a largo plazo y una sensibilidad social que les permita comprender que las inversiones en bienestar de sus empleados, en satisfacer las necesidades reales de sus stakeholders y el cuidado con el medioambiente, son los factores indispensables que harán que sus empresas sean sostenibles”, asegura el profesor Rodolfo Hollander, de Barna Management School.

En ese marco de acción, Hollander cuenta que la escuela de alta dirección, y su Centro Inicia de Investigación en Sostenibilidad, investiga casos de negocio en torno al tema. “Estos son discutidos en clase en Barna y otras escuelas de negocios para sensibilizar a los futuros directivos de la importancia de incluir la sostenibilidad en su manera de pensar y de dirigir empresas”, explica.

Asimismo, este centro de estudios realiza investigaciones puras que tienen que ver con los esfuerzos de las empresas e individuos en el área de sostenibilidad en la República Dominicana, con el fin de ser publicadas en revistas científicas nacionales e internacionales. “Se trata de descubrimientos que contribuyen al saber universal”, dice Hollander.

Pero ¿de qué manera es aplicable la sostenibilidad a la estrategia empresarial y cómo puede defenderse una gestión empresarial sostenible?

“Estudios hechos por el M.I.T indican que más de dos tercios de los empresarios encuestados en 2017 opinan que la sostenibilidad es un imperativo para la sobrevivencia de las empresas. Casi todos los restantes piensan que es una importante ventaja competitiva, de manera que ya la sostenibilidad ha dejado de ser un hecho controversial en la casi totalidad de los empresarios.” Aseguró Hollander.

Al indagar sobre cómo pueden ayudar las escuelas de negocio a impulsar la investigación y dinamizar la búsqueda de enfoques innovadores y disruptivos para alcanzar los ODS, Hollander afirma que las universidades en la República Dominicana están conscientes de la necesidad de la investigación en sostenibilidad y la manera de alcanzar los ODS, sin embargo hay que profundizar en el análisis y la divulgación de este importante tema. Añade que la Red de Investigación de la Asociación de Rectores Universitarios (RIADRU) apoya la investigación en todo el ámbito universitario del país. “Las restricciones son principalmente financieras, el Estado contribuye con montos pequeños, puesto que en el país aún no hay la cultura de que las empresas se asocien con las universidades para investigación”, puntualiza.

¿Qué tan amplia es la comprensión de los estudiantes acerca de los retos más importantes que enfrenta el mundo ante el desafío que representa la sostenibilidad y de qué forma están siendo estimulados para hallar nuevas soluciones ante esta realidad?

“Pensamos que al comenzar sus estudios en Barna encontramos una gama de comprensión, y al salir de las maestrías y programas de Barna, estamos seguros de que tienen una muy amplia comprensión de la sostenibilidad como un elemento imprescindible para la dirección de una empresa”.

¿Cuáles son los principales desafíos para incorporar la sostenibilidad corporativa en la estrategia del negocio?

“El principal desafío es la mentalidad de corto plazo; desafortunadamente incentivada por la poca duración de muchas personas al frente de una empresa. Estas personas son evaluadas por los resultados trimestrales o máximo anuales, resultados que a veces son buenos justo porque no consideran la sostenibilidad del negocio que a la larga sufrirá las decisiones cortoplacistas. Otro desafío es la falta de reglas gubernamentales claras que permite competencia desleal al no obligar por igual a todas las empresas a establecer medidas que impacten la sostenibilidad y son costosas .” Lamenta.

Otro desafío según Hollander, “es la competencia desleal permitida por la falta de cumplimento de las normas ambientales por muchas empresas mientras el gobierno se hace la vista gorda. Luego la falta de reglas claras sobre las obligaciones que cada empresa debe cumplir para operar. Finalmente, las inversiones, a veces cuantiosas, para cumplir con el medio ambiente. El estado debe de otorgar incentivos para los gastos en mejoramiento ambiental que realizan las empresas. Finalmente, la falta de preparación de muchos empresarios, sobre todos aquellos que se han formado empíricamente y cuyos éxitos los ciegan ante la problemática de sostenibilidad”.

¿Cuáles retos enfrenta el empresariado dominicano para mantener productos y servicios sostenibles?

“La competencia desleal (reitera) permitida por la falta de cumplimento de las normas ambientales por parte de muchas empresas, la falta de reglas claras sobre las obligaciones que cada empresa debe cumplir para operar, y finalmente, las inversiones, a veces cuantiosas, para cumplir con el medioambiente”.

Hollander considera para cerrar, la importancia que tiene el hecho de que el Estado otorgue incentivos para los gastos en mejoramiento ambiental que realizan las empresas, y a la vez, le apena la falta de preparación de muchos empresarios, sobre todos aquellos que se han formado empíricamente y cuyos éxitos los ciegan ante la problemática de sostenibilidad.

 

“El principal desafío es la mentalidad de corto plazo, incentivada por la poca duración de muchas personas al frente de una empresa. Estas personas son evaluadas por los resultados trimestrales o máximo anuales, resultados que a veces son buenos porque no consideran la sostenibilidad del negocio, que, a la larga, sufrirá las consecuencias de esas decisiones cortoplacistas.”

Publicidad
Publicidad