Actividades turìsticas involucran a un aproximado de 186.000 Mipymes
Actividades turìsticas involucran a un aproximado de 186.000 Mipymes
Unas 185,479 micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) del país realizan actividades económicas vinculadas al sector turístico, uno de los más dinámicos de la economía nacional.
Actividades turìsticas involucran a un aproximado de 186.000 Mipymes

Este dato lo contiene el estudio “Oportunidades de las mipymes dominicanas en el sector turismo” realizado por el Observatorio Político Dominicano (OPD) para Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM).

El estudio establece que la mayoría de esas empresas se concentran en los polos turísticos de mayor importancia, entre ellos Puerto Plata, donde hay 6,227 establecimientos; La Romana, con 5,772; y La Altagracia, con 4,834.

Sin embargo, conforme a un mapa que contiene el documento, Santo Domingo, San Cristóbal y Santiago son las provincias con más establecimientos Mipymes dedicadas a actividades económicas vinculadas al turismo.

Cabe señalar que de acuerdo al IX Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, estas son las tres provincias del país con mayor densidad poblacional.

¿Qué hacen esas empresas? La mayoría de las Mipymes cuyas actividades se vinculan al turismo, que representan poco más del 40% de este segmento productivo, se dedican a la venta al por menor en almacenes no especializados (excursiones). Estas son unas 61,951 (13.6%).

El resto se dedica a actividades de peluquería y otros tratamientos de belleza; a la venta al por menor de alimentos, bebidas y tabaco en almacenes especializados; a vender productos textiles, prendas de vestir, calzado y artículos de cuero, según se desglosa en el estudio.

Otras Mipymes se dedican a la fabricación de muebles; a actividades de alquiler y arrendamiento; a servicios de reservaciones y, en menor medida, a educación deportiva y recreativa, entre otras.

 Desafíos. A pesar de esa participación, el estudio demostró que existen importantes trabas que afectan la competitividad de las Mipymes en el sector turístico. Algunas de ellas son el largo período para recibir los pagos, que ronda los 90 días.

“Esto dificulta la tenencia de liquidez para poder abastecer sus inventarios, así como poder cumplir sus obligaciones internas con sus propios recursos, por lo que tienen que solicitar préstamos con altos intereses, mermando la ganancia neta obtenida por cualquier trabajo”, establece el informe.

En la investigación se determinó que debido a esto algunas Mipymes de la zona Bávaro-Punta Cana recurren a la práctica de vender sus facturas a empresas que se dedican a la compra de deudas.

Algunos entrevistados manifestaron que “si no tienes a alguien dentro del hotel que te mueva las facturas es difícil que te paguen a tiempo”, indica el estudio.

Otras trabas citadas en la investigación son la percepción de que hay monopolios al momento de los hoteles contratar suplidores, ya que dan prioridad a compañías extranjeras o a las grandes empresas locales.

También se determinó que las altas tasas impositivas, tanto para importar maquinarias y equipos, como para transar en el mercado local, entre muchos otros factores, impiden que las Mipymes puedan tener más participación en el sector turístico.


VALORAN LA INVESTIGACIÓN. Al participar en la presentación del estudio, el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Nelson Toca Simó, el viceministro de Turismo, Fausto Fernández, y el presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Joel Santos, destacaron que la investigación contribuirá a superar las barreras que limitan la competitividad de las Mipymes en el sector turístico. Los tres coincidieron en destacar el gran impacto que ambos sectores, de manera independiente, tienen en la economía.

Fuente

ListinDiario.com