Alto, un software que promete eficiencia en las empresas

31 enero 2019

Lory Troche prefiere exigirse a sí misma de manera constante, mejorar los procesos en la medida que lo demanden las circunstancias y, sobre todo, pensar diferente para ser y hacer la diferencia.

“No me conformo con lo que se determina que es la forma en que siempre se han hecho las cosas o cómo le llaman: estatus quo, que es una de las razones por las que emigré de República Dominicana”, expresa, al tiempo de contar que la curiosidad y el deseo de cambios han sido parte de su existencia.

Troche lidera la firma Innovation Centric Group (ICG), con sede en Galgary, Miami, Estados Unidos, a donde llegó como inmigrante para emplearse como secretaria y traductora de una compañía, pasando luego a otras empresas en las que se desempeñó en diversas labores administrativas. En esta etapa de su vida laboral comenzó a notar que había muchas áreas con procesos manuales y lentos.

Luego de pasar por cinco o seis compañías en la Florida, donde siempre iba en ascenso en cuanto a las posiciones que asumía, llegó la oportunidad de trabajar en Direct TV en la parte de compras. Ahí conoció a su mentor, un canadiense, quien le dio la oportunidad. Ella terminó como la directora del área a nivel nacional en Estados Unidos.

El canadiense regresó a su país en 2002 a trabajar con una empresa petrolera y fue cuando le pidió a Troche que le siguiera. “Ven, trabajas aquí en un proyecto corto de seis meses, pero es algo que deberías considerar. Lo que ellos me pagaron en esos seis meses era casi el salario de dos años. Esto en consultoría, me dije, y dejaré un trabajo con una posición. Sin embargo, me dije que tenía que hacerlo porque si no lo hacía, entonces lo lamentaría”, explicó.

Cuenta que lo que en principio se pensó para seis meses duró entre 2002 y 2006. Explica que allí le tocó transformar todo desde el punto de vista digital para hacer los procesos más ágiles y dinámicos en la refinería de petróleo, lo que se tradujo en ahorros operacionales.

Es en medio de este proceso que se inicia lo que luego se convierte en una empresa de servicios de software a gran escala, adaptables a las necesidades de las empresas, según el ramo, y que en aquella oportunidad tuvo un comienzo por valor de US$60 millones de inversión de parte de la petrolera. Y lo mejor, dice, que es su propiedad intelectual. “Ya está disponible en el mercado desde el año pasado”, explicó Troche.

¿Y qué nombre le puso al producto, al sistema de gestión integral? El nombre es Alto, un sistema modular que está en la nube, adaptable a cualquier industria, independientemente de su tamaño y ramo. Es una plataforma compuesta por 11 módulos que puede implementarse en cualquier país, idioma y bajo el sistema impositivo que opere el mercado. “El sistema puede configurarse de una manera diferente de compañía a compañía”, indicó.

La empresa ICG, que tiene oficina en República Dominicana desde 2012, está enfocada ahora en extenderse a otras economías emergentes. Su interés está en suplir mercados que pudieran ser más competitivos, ya que no hay tanta competencia como en Estados Unidos y Canadá. Dice que este sistema será esencial con la implementación de la factura electrónica.

ICG cuenta con 35 colaboradores, entre los que están desarrolladores, que componen la parte más importante o crítica del equipo. La mayoría reside en la Florida y Santiago de los Caballeros, mientras que los servidores están en Canadá.

Funciones básicas

Lory Troche explica que el sistema Alto permite que las empresas automaticen los procesos o cadena de suministros, tales como órdenes de compra. La herramienta conecta todo el procedimiento desde la adquisición, contratos y despacho, entre otras variables.

“Todo lo que tiene ver con lo que la empresa se involucra para negociar un contrato, y no sólo una orden de compra, sino también estimados, requisiciones y cómo se recibe la información, puede ser procesado con este sistema”, explicó.

Además, señaló, Alto ofrece alerta sobre las cosas importantes para el negocio y cómo van cada uno de los procesos. Según indicó, Alto se encarga de todo el flujo de negocios para que, incluso, las transacciones puedan realizarse de una forma móvil desde el teléfono inteligente.

Dijo que las empresas que tienen este sistema instalado ya no tienen personas en los departamentos de pagos y compras, ya que todo se maneja a través de los servidores de ICG.