Una segunda oportunidad para la biodiversidad de Boca Chica

15 mayo 2019

Tasha Gough, es una joven bióloga marina dominicana que tuvo un sueño, restaurar el ecosistema marino de Boca Chica a través de esfuerzos de conservación.

Nacida y criada en esta playa, Tasha es presidenta de la fundación Verde Profundo, la cual fue creada hace dos años bajo el compromiso con la equidad socioeconómica y la administración ambiental responsable, con especial interés en la protección de los recursos marinos.

Su padre, Mickey Gough, llegó al país en 1963 y ha sido testigo del deterioro ambiental, tanto terrestre como marino de la zona de Boca Chica. Desde hace 15 años ha estudiado el ecosistema local a lo cual se refiere como muy resistente, por lo que considera que con un manejo adecuado puede recuperarse a las presiones a las que se ha sometido, siendo las más grandes amenazas la sobre pesca y la contaminación.

En un año han sembrado más de 1600 plantas de manglar, logrando tan solo un 20% de mortalidad.

La idea es formar micro santuarios mezclando la plantación de manglar junto a pasto marino y restauración coralina de diferentes especies.

Con estos tres elementos, han logrado que peces e invertebrados se agreguen exitosamente a la zona, convirtiéndose en una especie de guardería para la biodiversidad que se ha visto disminuida en los últimos años.

Para esto, la bióloga se reunió con pescadores locales, para identificar las amenazas y buscar soluciones en conjunto. Este es un modelo de manejo sostenible de un área no protegida, que es utilizado en algunas regiones del Pacífico. 

En resumen, lo que se pretende con la restauración del ecosistema es convertir la parte de la bahía de Boca Chica en un criadero de peces e invertebrados que al crecer pasen al arrecife y la zona pelágica, para ser aprovechados de manera sostenible por los pescadores locales, respetando las vedas y el tamaño de las especies.

Diario Libre hizo un recorrido, donde se pudo observar los diez domos con reproducción de coral, las áreas de restauración coralina y las plantaciones de manglar, donde se pudo documentar una buena cantidad de peces juveniles de diferentes especies.

Un hecho interesante es la regeneración de la playa en el micro santuario ubicado frente la propiedad de los Gough, donde se han plantado manglar que ha permitido que la orilla del agua retroceda unos seis metros, permitiendo el paso de personas a pie, donde hace poco había agua.

Como una contribución a la educación, la fundación recibe estudiantes de Estados Unidos a través de EF Service Learning realizando limpieza de costas, siembra de manglar y de corales. Además reciben colegios de Santo Domingo y visitan colegios y escuelas de Boca Chica.

la Fundación Verde Profundo cuenta con el apoyo institucional y privado de CODOPESCA, Fundación Maguá, la Fundación MarAzul, la asociación de pescadores de Andrés Boca Chica, escuelas de buceo de Bocachica, la Armada Dominicana y el Club Náutico de Santo Domingo.

Como apoyo a Verde Profundo, la misión de la Fundación MarAzul es dar soporte técnico, mercadológico y marítimo, además de servir como puente de enlace con organizaciones privadas y gubernamentales que puedan ayudar y apoyar el logro de los propósitos de preservación de la biodiversidad y del ecosistema marino nacional.

Para mayor información sobre este proyecto y sus diferentes actividades puede buscarlos en facebook e Instagram.

 

Fuente

Diario Libre

Otras noticias

Soluciones Scotiabank ofreció la décima segunda edición de su taller para microempresarios y emprend...
La presidenta del Capítulo local de la Business Alliance for Secure Commerce (BASC Dominicana), July...
Hay un retraso en las licitaciones para poder aumentar la inversión que se requiere en la extensión...
El Banco de Reservas inauguró su ExpoHogar 2019, con tasas de financiamiento desde 8.77% y plazos ha...
La Asociación Dominicana de Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (Adosafi) eligió su nu...
Publicidad
Publicidad