IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Cuál es la vitamina que puede causar daños renales

Brindarle a nuestro cuerpo las vitaminas y minerales que necesita es esencial para su correcto funcionamiento y nuestra energía diaria. Sin embargo, ¿sabías que un consumo excesivo de estas sustancias puede desencadenar problemas de salud?

Este es el caso de una vitamina en particular que puede llevar a la formación de cálculos renales. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las vitaminas y minerales son cruciales para diversas funciones para la salud en general.

Ingerirlas en cantidades adecuadas

Cada vitamina o mineral aporta beneficios específicos, pero es esencial ingerirlas en las cantidades adecuadas para mantener un equilibrio seguro en nuestro organismo. Son necesarios para el crecimiento, la reproducción y la salud en general, funcionan como engranajes vitales en el funcionamiento del cuerpo humano.
 
La sobredosis de multivitamínicos, que ocurre cuando se consume una cantidad superior a la normal o recomendada, puede tener efectos contraproducentes para la salud, según la Biblioteca Nacional de Medicina.
 
Aunque las vitaminas y minerales son fundamentales para una variedad de funciones corporales, incluyendo el mantenimiento de huesos fuertes, un sistema inmunológico saludable y la regulación de procesos biológicos clave, un exceso de estos nutrientes puede volverse tóxico.
 
Exceso de vitaminas es perjudicial

El exceso de vitaminas o minerales puede volverse tóxico para nuestro cuerpo, lo que demuestra la importancia de la moderación en nuestra dieta. Entre las vitaminas, destaca la vitamina D, conocida por su papel en la absorción de calcio, fundamental para la salud ósea.

Sin embargo, aquí reside un peligro potencial. Tomar más vitamina D de la necesaria puede tener consecuencias perjudiciales. La Biblioteca Nacional de Medicina advierte que un exceso de vitamina D puede llevar a:

  • Hipercalcemia: un exceso de calcio en la sangre.
  • Debilidad muscular: que puede afectar la movilidad.
  • Polidipsia: un aumento anormal de la sed.
  • Presión arterial alta: un factor de riesgo para problemas cardiovasculares.
  • Daño renal: que puede afectar gravemente la función de los riñones.
  • Cálculos renales: acumulación de depósitos duros en los riñones.

Fuente

Infobae