IV Edición: Recursos energéticos & mineros

La logística de Amazon busca mejorar con un robot bípedo, nuevas máquinas de empaquetado y el análisis de daños en vehículos

Amazon ha presentado las novedades con las que busca mejorar la experiencia tanto en sus centros de logística, con un nuevo robot bípedo o tecnología de análisis que se adelanta a los daños que puedan causar problemas en la conducción de los vehículos, como en la provisión de asistencia en situaciones de emergencia.

Sequoia y Digit son las dos nuevas soluciones robóticas con las que la compañía tecnológica afirma que se mejorará la seguridad en el lugar del trabajo y se realizarán entregas más rápidas a los clientes. Ambas se han mostrado en el evento 'Delivering the Future 2023' celebrado en Seattle (Estados Unidos).

Sequoia es un sistema robótico que la compañía ha lanzado con motivo de la campaña navideña de este año, con el objetivo de ayudar en la gestión de los pedidos. Identifica y almacena el inventario en los centros hasta un 75 % más rápido de lo que se hace en la actualidad.

Concretamente, este sistema almacena inventario en contenedores: unos robots móviles transportan el inventario en contenedores, que llegan a los empleados en una nueva estación de trabajo ergonómica con la que ya no tienen que realizar movimientos por encima de sus cabezas ni agacharse.

Amazon ha implementado Sequoia en uno de sus centros logísticos de Houston (Texas). Próximamente, además, comenzarán las pruebas de su segunda solución robótica: Digit, un robot bípedo desarrollado junto con Agility Robotics, todavía en pruebas.

Como ha explicado la compañía, Digit puede moverse por el almacén así como agarrar y manipular objetos. Por estas capacidades, ayudará inicialmente a los empleados con el reciclaje de contenedores, una tarea repetitiva que requiere recoger y mover contenedores vacíos.

Por otra parte, en lo que respecta a la inteligencia artificial, un nuevo sistema automatizado de revisión analiza los vehículos de reparto para detectar y notificar deficiencias, como defectos en los neumáticos o elementos deformados en la carrocería, antes de que se conviertan en un problema durante la conducción.

La tecnología, denominada AVI, escanea el automóvil en segundos, identifica los problemas y los clasifica según su gravedad. Tras enviar esta información a un ordenador, el programa DSP de los conductos determina las reparaciones y servicios que hay que realizar para mantener en buen estado el vehículo.

AVI se ha lanzado en Estados Unidos, Canadá, Alemania y Reino unido en colaboración con la empresa tecnológica UVeye.

Junto a estas novedades, la compañía también ha presentado unas nuevas máquinas de empaquetado diseñadas para reducir la cantidad de embalaje que se utiliza en el envío de los productos.

Estas máquinas utilizan un papel ligero 100 por cien reciclable con el que se envuelven los paquetes. Además de adaptarse a su forma y tamaño, evita el uso de más de 26 gramos de material de embalaje por envío de media.

La compañía ha confirmado que estas máquinas de empaquetado se instalarán en sus centros de Europa y Estados Unidos.

AYUDA RÁPIDA ANTE CATÁSTROFES NATURALES

Los centros de asistencia forman parte de la red logística mundial de Amazon y proporcionan ayuda rápida cuando se producen catástrofes naturales, como incendios, inundaciones o terremotos. En ellos, se aprovecha la experiencia logística para almacenar artículos de alta prioridad, como filtros de agua o suministros médicos, que están listos para su reparto en camiones o por vía aérea.

La apertura del hub de Asistencia ante Desastres en Melbourne (Australia) eleva a nueve los centros de estas características que la compañía tiene en todo el mundo. Recientemente, Amazon abrió otro en la ciudad japonesa de Sagamihara (Japón).

La compañía ha apuntado que desde su puesta en marcha en 2017 han prestado ayuda en 113 catástrofes, incluidas los terremotos de Turquía y Marruecos, como ha compartido en su evento 'Delivering the Future 2023'. En estos años también han logrado reducir el tiempo de puesta en marcha, de 15 días en 2017 a cinco el año pasado tras el huracán Fiona.

Asimismo, y como parte del programa AWS Disaster Relief, la compañía ha presentado un jeep adaptado con el que pueden llevar electricidad y conectividad a las áreas afectadas. Facilita, además, el mapeo tridimensional de la zona sin necesidad de conexión, con procesamiento en el propio vehículo, para conocer el estado actualmente de la zona.