IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Corte Suprema publica directrices de ética después de meses de escrutinio

El pasado lunes, la Corte Suprema, sin previo aviso ni fanfarria, publicó un código de conducta firmado por los nueve jueces después de meses de críticas sobre cómo el tribunal superior maneja las cuestiones éticas.

Los jueces han sido criticados durante meses por los demócratas del Congreso y otros observadores de la corte por su enfoque de la ética a la luz de informes recientes de que los jueces no revelaron ante el tribunal los viajes de lujo pagados por donantes con negocios. Si bien los tribunales inferiores están sujetos a un código de ética, que algunos magistrados de la Corte Suprema han dicho que cumplen voluntariamente, el tribunal superior no se había visto obligado a seguir un código de ética.

Las reglas y principios incluidos en el código de conducta, en su mayor parte, no son nuevos, según una declaración de los jueces que acompaña al código de ética, señalando que el tribunal superior “ha tenido durante mucho tiempo el equivalente a las reglas de ética del derecho consuetudinario”, o reglas que surgen de diversas fuentes: disposiciones legales, reglas que rigen a otros jueces federales y reglas establecidas por el Comité de Códigos de Conducta de la Conferencia Judicial, entre otras.

"Sin embargo, la ausencia de un Código ha llevado en los últimos años al malentendido de que los magistrados de esta Corte, a diferencia de todos los demás juristas de este país, se consideran libres de cualquier norma ética", dijeron los magistrados. "Para disipar este malentendido, publicamos este Código, que representa en gran medida una codificación de principios que durante mucho tiempo hemos considerado que rigen nuestra conducta".

La medida se produce después de que el Comité Judicial del Senado aprobara una legislación a principios de este año que habría obligado a los jueces a adoptar un código de conducta, entre otros requisitos para investigar y regular las violaciones éticas. Pero esa legislación no tenía posibilidades de ser aprobada en la cámara. Aún así, un puñado de jueces habían expresado su apoyo a la adopción de un código de ética de forma independiente.

Entre los principios que cada juez ha firmado se incluyen disposiciones sobre influencia externa, actividades financieras y recaudación de fondos, actividad política y recusación.

Delinear un proceso de recusación claro estaba entre las prioridades de los demócratas del Congreso, ya que citaron informes de influencia externa que creían que justificaría en algunos casos la recusación de los magistrados. En un comentario que acompaña al código de conducta, los magistrados explican que, aunque seguirán los mismos principios generales de recusación que otros jueces federales, la aplicación de los principios puede diferir “debido al efecto en los procesos de la Corte y la administración de justicia en caso de que uno o más miembros deban retirarse de un caso”, ya que argumentaron que “se puede perder mucho cuando incluso un juez no participa en un caso en particular”.

No estaba claro cómo se haría cumplir el código de ética.

Fuente

CNEWS