IV Edición: Recursos energéticos & mineros

La expansión de la IA en el mundo, un poder que cubre infinitas posibilidades

La inteligencia artificial (IA) demuestra cada día que no tiene límites y ha llegado para integrarse en cada sector que envuelve al mundo. Se ha colado en el mundo de las telecomunicaciones, los medios de comunicación y las redes sociales.

Paolo Miscia, experto en IA y la transformación digital estuvo presente en la Preventa del Grupo Editorial El Siglo y la Estrella (GESE) donde expuso el tema del poder de la IA y su impacto en el mundo mediático. Conversó también con 'La Decana´ sobre la revolución que la tecnología ha generado en el planeta, los riesgos que presenta, sus beneficios en productividad y eficiencia y la posibilidad de que se convierta en reemplazo del ser humano.

El inicio

 “A diferencia de lo que muchos creen, las conversaciones sobre IA no comenzaron hace poco. La primera mención sobre esta tecnología se dio en la década de los 40”, afirmó Miscia en su presentación.
El pionero en IA fue Alan Turing, un matemático, lógico y criptógrafo británico creador de la famosa “Prueba de Turing”, que proponía evaluar la capacidad de una máquina para exhibir un comportamiento inteligente parecido al de la raza humana.
 Esto fue un hito que generó preguntas importantes sobe la naturaleza de la inteligencia y la posibilidad de diseñar máquinas inteligentes.

De ahí, han sido muchos los personajes quienes poco a poco fueron aportando grandes ideas para esta nueva tecnología como Marvin Minsky, Geoffrey Hinton, Elon Musk y Sam Altman. En la actualidad, la fuerza que ha tomado la nueva tecnología ha sido tan grande que se ruega por la creación de parámetros que regulen ese crecimiento exponencial.

Posible dominio de la tecnología

Miscia explicó que existió un debate entre los expertos de IA para entender qué tan posible es el escenario de que los robots, en algún momento, sean la fuerza que mueva al mundo. “Se cree en una media del 10%”, dijo. “Hay expertos quienes aseguran que estamos a tiempos cercanos de perder empleos a causa de la IA mientras otros lo niegan”.

Altman, cuya empresa está a la vanguardia de la IA generativa, se dirigió en mayo del presente año al Comité Judicial del Senado para expresar su optimismo en cuanto a la innovación y los beneficios que la esta tecnología ofrecerá a gran escala, pero afirmó la necesidad de crear reglas para que los creadores de IA eviten crear “un daño significativo al mundo”.

“Creo que estamos a 10 o 15 años de experimentar el día a día junto a robots”, afirmó Miscia al diario. “Será algo normal para la humanidad contar con la ayuda de máquinas para cumplir nuestras tareas cotidianas”, añadió.

La IA como bomba atómica

Miscia se refiere a la IA como “una bomba atómica” debido a que es una tecnología que posee aplicaciones positivas y negativas.

“Al igual que la energía atómica que puede resolver los problemas del planeta, la IA posee aplicaciones y características específicas que aportan al desarrollo del mundo. Sin embargo, ambos poseen riesgos. La bomba atómica es un campo abierto a la destrucción y en el caso de las nuevas tecnologías, al no ser reguladas, pueden causar riesgos irreversibles al mundo”, explicó.

Esto también lo define como la dualidad de la IA ya que a la empresa, aporta el beneficio de la productividad y a la sociedad, la eficiencia. “El 'lado oscuro' representa el miedo de que como individuos la tecnología nos remplace; para la empresa existe la incertidumbre de que el competidor que no utilice la IA sea expulsado del mercado, y para la sociedad puede representar tasas elevadas de desempleo”, explicó Miscia.

Dando una mirada positiva, resaltó que los beneficios de las nuevas tecnologías son “exponenciales”. “La IA, utilizada de la manera correcta, representa un segundo cerebro en cada individuo”, dijo. “Una máquina sin límites que puede aportarle al ser humano un abanico de oportunidades y posibilidades de lograr todo lo que se proponga de una manera fácil y rápida con el fin de que se puedan realizar diferentes tareas que causen impacto en el mundo”, agregó.

Contenido infinito

La “nueva” inteligencia artificial se define como “generativa”. “Es la creación de escritos, imágenes, poesías, códigos, textos, libros, ensayos y todo lo que uno se pueda imaginar al nivel de la calidad humana pero a una velocidad inimaginable”, definió Miscia.

“Esto permite que haya una generación continua de contenido en todos los formatos deseados gracias a la IA”, agregó. Este fenómeno abre las puertas a “el contenido infinito” que según el experto en transformación digital, es un mundo lleno de información que no frena y que se genera de forma rápida y sin ningún costo.

La ética en la IA

Con la libertad del uso de la IA, el diario también conversó con el experto sobre la ética en el mundo tecnológico, tratando de entender cómo ese valor se emplea junto al fenómeno. “Diría que en la actualidad, esto no se puede dar”, comunicó Miscia.

“Darle al mundo la libertad de hacer lo que deseen con la IA, provocaría un descontrol en ella. Lo más importante es la alineación: asegurarnos que existe una forma de garantizar que la IA solo hará lo que le interesa al ser humano y no a sí misma”.

El experto explicó que el tema de la ética y alineación en cuanto a la IA es algo aún no resuelto. Por el momento es un marco teórico que apunta a diferentes posibilidades pero no demuestra nada concreto.

En cuanto al uso de las distintas herramientas que la IA ofrece, por parte de la sociedad, Miscia detalló que solo e un 2% o 3% de la humanidad se ve inmerso en este mundo, un 20% puede conocer detalles y ha comenzado a utilizarla y experimentarla, mientras el resto se deja llevar por mitos y noticias de este mundo tecnológico sin la necesidad de entrar en él.

“El potencial de adopción de la IA en América Latina todavía está por explotar”, afirmó. Esto involucra a “gobierno, empresas e instituciones”.

“De llegar estos gremios a mantenerse atrasados en los nuevos avances, sobre todo las empresas, representaría altos niveles de costos y posibles expulsiones del mercado por competencias que si buscan innovar”, advirtió.

Una posible guerra comercial entre potencias

El experto conversó con La Estrella de Panamá sobre la importancia de adoptar las nuevas tecnologías, cómo están causando un revuelo en las potencias del mundo, sobre todo entre Estados Unidos y China y qué representa para las economías de cada territorio.

“La IA se forma de chips que son la parte interna dentro de un sistema que alimenta esta tecnología”, explicó. “Esto ha generado conversaciones sobre una posible guerra entre Estados Unidos y China por estos dispositivos ya que son clave para el desarrollo de la economía”.

“El territorio que cuente con la mayor cantidad de dispositivos, puede progresar en la era digital, lo que representa el 30% de la economía, estando presente en el 97% de sus procesos”, resaltó.

Un mensaje para la juventud

Para concluir, Miscia dejó un mensaje para las futuras generaciones interesadas en el campo de la IA. “Experimenten, experimenten, experimenten”, repitió. “La IA representa el futuro y será el segundo cerebro de la humanidad para agilizar y facilitar procesos, logrando el crecimiento digital y económico del mundo”.