IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Vetan la legislación de transparencia del Departamento de Policía de Nueva York

El alcalde Eric Adams vetó el viernes la legislación del Concejo Municipal que tiene como objetivo aumentar la transparencia del NYPD en su trato con el público. 

El veto provoca ahora un enfrentamiento entre el alcalde y el consejo. La portavoz Adrienne Adams dijo en una declaración tras el anuncio del alcalde que “estamos preparados para anular este veto”, ya que el consejo aprobó la legislación con votos suficientes para anular al alcalde.

Hizzoner vetó dos proyectos de ley, denominados “Ley de cuántas detenciones” , que el consejo cree que reducirían la mala conducta policial al obligar a los policías a documentar las interacciones de nivel inferior con el público, algo que actualmente no están obligados a hacer. El alcalde afirma que la legislación, que fue aprobada por el consejo a fines del año pasado, obstaculizaría significativamente la capacidad de los policías para hacer su trabajo debido al papeleo adicional que, según él, se acumularía en sus escritorios al tener que documentar muchas más interacciones con el público.

El alcalde estuvo rodeado de autoridades policiales y defensores de la comunidad mientras anunciaba los vetos en una conferencia de prensa en el Ayuntamiento el viernes por la mañana. En sus comentarios, Adams instó a los miembros del consejo a “comprender” que su veto no es una medida política, sino un intento de detener una legislación que cree que dejaría a la ciudad menos segura.

"Tenemos que avanzar y utilizar nuestra mano de obra y recursos para proteger a la gente de la ciudad, no para hacer más trámites", dijo Adams. “Y hoy voy a vetar este proyecto de ley por eso, y espero que el Concejo Municipal entienda de dónde venimos. No venimos de un lugar argumentativo. No venimos de ser desagradables. Venimos de un lugar de seguridad pública. Este proyecto de ley se interpondrá en el camino y cambiará la forma en que vigilamos la ciudad en las próximas décadas”.

El principal reparo de Adams con el proyecto de ley es el requisito de que los agentes documenten la demografía de las personas con las que interactúan, incluso cuando hacen paradas para pedir información básica, en lo que se conoce como paradas de “Nivel 1”. Actualmente, los policías solo tienen el mandato de informar sobre detenciones de “Nivel 3”, también conocidas como “detener, interrogar y registrar”.

Las paradas de nivel 1 son donde los agentes pueden pedir información a las personas, como su identificación o adónde se dirigen, siempre y cuando los policías tengan una “razón objetiva creíble”. La legislación también requeriría que los policías registren las detenciones de “Nivel 2”, lo que implica hacer “preguntas más específicas” basadas en “sospechas fundadas de que hay actividad criminal en marcha”, que es parte del proyecto de ley con el que Adams no tiene problemas.

Adams dijo que informar sobre las detenciones de Nivel 1 requeriría que los agentes en muchos casos adivinaran los datos demográficos de con quién están hablando, al tiempo que los alejarían de realizar investigaciones.

“En cada parada tengo que adivinar su género, adivinar su raza y otros elementos. Y luego tengo que decir por qué detuve a esta persona para hacerle esa pregunta”, dijo. “El problema es la cantidad de hacer eso con cada persona”.

Pero los defensores del proyecto de ley, incluido su principal patrocinador, el defensor público Jumaane Williams, argumentan que las interacciones de Nivel 1 sólo cubren detenciones relacionadas con investigaciones policiales y no cualquier encuentro mundano. El proyecto de ley dice específicamente que los encuentros de investigación no incluyen “conversaciones casuales” entre policías y civiles.

Además, sostienen que los encuentros no requerirían ningún papeleo, sino más bien marcar casillas en una aplicación de teléfono inteligente.

En una declaración tras el veto de Adams, Williams acusó al alcalde de difundir “información errónea” sobre el proyecto de ley y de ir más lejos que sus predecesores policiales Rudy Giuliani y Michael Bloomberg en su oposición al mismo.

"Con este veto, el alcalde está amenazando la seguridad de los neoyorquinos para promover su propia agenda política ideológica y personal", dijo Williams. “O está vetando el proyecto de ley sin leerlo, o ha estado engañando deliberadamente a la gente para asustar a los neoyorquinos y justificar su peligrosa elección. Estoy enojado por su egoísmo”.

Williams denunció específicamente la campaña pública del alcalde contra el proyecto de ley durante las últimas semanas, que incluyó que su oficina publicara un video animado que ilustra sus argumentos contra la medida.

“Este es un proyecto de ley básico de información, basado en lo que la policía de Nueva York ya está obligada a hacer y, sin embargo, el alcalde ha participado en la campaña de desinformación más flagrante que he visto en cualquier administración durante mi mandato, engañando tanto al público como a la policía. ”, dijo el defensor público.

El presidente Adams y el recién nombrado presidente del Comité de Seguridad Pública, Yusef Salaam, también criticaron al alcalde, diciendo que había elegido “incitar al miedo” y a través de una “campaña de propaganda”, que está “desperdiciando recursos gubernamentales y creando división”.

Sin embargo, no todos se opusieron al veto del alcalde.

El concejal Robert Holden, un demócrata conservador que representa partes de Queens, aplaudió a Adams en una declaración el viernes y dijo que su veto era “absolutamente necesario” para mantener la seguridad pública.

"Es increíble que se considere siquiera una legislación de este tipo, que claramente socava nuestra aplicación de la ley y pone en peligro a los neoyorquinos", dijo Holden. “La seguridad del público no es negociable. El público no tiene ningún defensor en Jumaane Williams”.

Fuente

AMNY