IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Ante cambio climático, Panamá impulsa y analiza junto al BID marco Ley para viviendas sociales sostenibles

Durante las recientes reuniones entre las autoridades del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el contexto de consultorías para la formulación de una Ley General de Vivienda y la actualización de la legislación de arrendamiento, la vivienda sostenible ha surgido como una propuesta impulsada por las variaciones climáticas que afectan a las comunidades latinoamericanas.

El ministro Rogelio Paredes, acompañado por los viceministros Daniela Martínez López y José Batista, ha participado activamente en las consultas con consultores y expertos del BID. Estas consultas, que se llevan a cabo desde hace meses, buscan mejorar y ordenar las legislaciones existentes, además de contribuir al desarrollo del Plan Nacional de Vivienda.

En este contexto, la vivienda social sostenible se define como aquella que integra estrategias de sostenibilidad a lo largo de su ciclo de vida, promoviendo construcciones amigables con el medio ambiente y reduciendo el consumo de recursos naturales.

El Ministro Paredes destacó la importancia de incorporar la vivienda sostenible en el proceso de desarrollo de la nueva Ley de Vivienda, subrayando la necesidad de aprovechar los recursos naturales como el sol y el viento en el diseño arquitectónico para cuidar el medio ambiente de manera efectiva.

Además, Paredes enfatizó que la investigación apoyada por el BID está generando propuestas decisivas para establecer una nueva política y un modelo que aborde no solo la parte arquitectónica, sino también la ecológica, reconociendo que las condiciones han evolucionado con el cambio climático, que es una realidad irreversible que requiere adaptación.

Los especialistas del BID recalcaron que la vivienda sostenible debe concebirse especialmente en sectores vulnerables, destacando la importancia de que este modelo responda a compromisos con el cambio climático, promoviendo la resiliencia y la fortaleza ante los cambios, y no limitándose únicamente a la incorporación de tecnologías como paneles solares.

El viceministro de Ordenamiento Territorial resaltó la relevancia de presentar en esta administración la nueva Ley General de Vivienda, subrayando que este proyecto ha sido ampliamente consensuado con los gremios involucrados.

Este es un paso crucial para que Panamá avance hacia un futuro más sostenible, integrando la vivienda social como parte esencial de su estrategia de desarrollo y comprometiéndose con la resiliencia ambiental y social.

Fuente

AnPanama