IV Edición: Recursos energéticos & mineros

'Puppy Bowl' celebra 20 años

El  “Puppy Bowl” anual  cumple 20 años este año, muy por encima de la mediana edad de los perros. Pero, ¿su pura ternura realmente envejece alguna vez?

"¿Quién no quiere ver a los perros jugar todo el día?" pregunta Laurie Johnson, directora de  Florida Little Dog Rescue  en St. Cloud, Florida, quien ha sido parte de “Puppy Bowl” durante una década.

Este año hay algunos cambios en la transmisión de fútbol canino: cuatro jugadores cachorros anteriores regresan para ser incluidos en el nuevo Salón de la Fama del Puppy Bowl y el espectáculo, que ha crecido hasta incluir armadillos, erizos y gallinas, se centrará en los perros.

"Lo que hemos hecho este año para cambiar todo el guión es porque es una especie de celebración del hecho de que es el vigésimo año", dice el árbitro de "Puppy Bowl", Dan Schachner. "Hemos decidido apostar por los cachorros, convirtiéndolo en el 'Puppy Bowl' más cachorro de todos los tiempos".

El “Puppy Bowl” hizo su debut como contraprogramación del Super Bowl en 2005. Los perros anotan touchdowns en una alfombra de campo cuando cruzan la línea de gol (cualquier línea de gol) con un juguete.

En realidad, el programa es solo una excusa para pasar tiempo viendo adorables y torpes cachorros con suéteres coloridos jugando con juguetes para masticar, meneando la cola furiosamente y lamiendo la cámara. Una razón más profunda es fomentar la adopción de animales.

“Todos los años decimos siempre el mismo mensaje: adopte, no compre”, afirma Schachner. "Existen criadores responsables, pero de alguna manera desafía la lógica que alguien que está buscando un perro mire más allá de su refugio o rescate local".

Según la ASPCA,  cada año se sacrifican aproximadamente 390.000 perros de refugio y se adoptan 2 millones de perros de refugio. Schachner afirma que el número de animales que languidecen en los refugios ha vuelto a aumentar después de haber disminuido durante la pandemia. "Está peor que nunca", dice.

Florida Little Dog Rescue, que como todos los grupos de cachorros es examinado por Animal Planet, envió siete jugadores cachorros y dos miembros del Salón de la Fama este año. Johnson, que ofrece su tiempo como voluntaria, dice que es un honor que Animal Planet elija a sus cachorros año tras año.

“Llama la atención sobre nuestro rescate, lo que ayuda a que algunos de nuestros otros perros sean adoptados. Pero, sinceramente, para nosotros, lo más emocionante es que estamos ayudando a perros de todo el país a llegar a sus hogares, porque el rescate no es una competencia, es una cooperación”, dice Johnson.

La mayoría de los cachorros suelen ser adoptados en tiempo aire, ya que el programa se filma en otoño. Pero el punto es mostrar que animales como los del programa se pueden encontrar en cualquier refugio en cualquier momento.

Schachner también tiene algunos consejos para cualquiera que se enamore de un cachorro en particular en la transmisión: “Ese animal probablemente sea parte de una camada, ¿verdad? Entonces, probablemente haya hermanos que todavía estén en adopción o que sus padres (su mamá, su papá) estén en el refugio buscando un hogar para siempre”.

Florida Little Dog Rescue fue el primero en enviar un Shar Pei al “Puppy Bowl” (el cachorro, Wrinkles, fue adoptado rápidamente por un miembro del equipo durante la grabación) y Johnson dice que es posible que muchos espectadores no sepan que existen todo tipo de razas: Corgis. , Westies, Doodles y Cavapoos, incluidos, están disponibles en refugios y grupos de rescate.

El “Puppy Bowl” inaugural fue visto por casi 6 millones de espectadores. El año pasado, 13,2 millones de espectadores sintonizaron el evento, el mayor alcance en cinco años. En comparación, la transmisión de los  Premios Emmy  por Fox este año llegó a sólo 4,3 millones de espectadores. El programa de este año se transmitirá simultáneamente en Animal Planet, Discovery, TBS, truTV, Max y Discovery.

Los perros se dividen en dos equipos, Team Fluff y Team Ruff, y cada perro recibe un apodo, como "Slick Rick" o "J-Paw", y una especialidad, como "Baile épico en la zona de anotación".

Son libres de divertirse, pero pueden enfrentar sanciones por cosas como “conducta antideportiva de perro” y “ladrido de basura”. Se otorgan premios al cachorro más valioso y, como novedad este año, un premio Underdog para el cachorro más introvertido.

La transmisión de este año se basa en el trabajo de docenas de voluntarios, así como en 600 almohadillas para orinar, 200 bolsas para excrementos, 10 bolsas de golosinas, 30 tazones de agua y 18 cámaras. También regresará el espectáculo de medio tiempo de gatos.

Schachner empezó a arbitrar hace 13 años, cuando invitaron a 59 perros. "Nunca lo olvidaré porque pensé que había una enorme cantidad de perros tratando de oficiar en un solo lugar".

Ese número ya se ha más que duplicado, y la transmisión de este año contó con 131 cachorros. “El alcance y el tamaño de esta exposición desde que comencé hace 13 años hasta ahora es simplemente impresionante”.

Las entradas caninas esta vez provienen de 73 refugios y grupos de rescate en 36 estados y territorios. Los requisitos de ingreso incluyen estar sano y lo suficientemente fuerte como para estar en el campo con compañeros de juego, tener entre 3 y 6 meses y no tener entrenamiento.

“No queremos perros que sean perros de exhibición, que estén sentados con un entrenador. Queremos verlos en todo su esplendor de cachorros. Parte de esto es mostrar cómo son los cachorros en su verdadero estado”, dice Schachner.

“Son juguetones, tienen curiosidad, se van a meter en problemas, van a hacer locuras. Y de vez en cuando, anotarán touchdowns y realmente te impresionarán”.

Fuente

AMNY