Oficializan fondo FASE de asistencia financiera a trabajadores afectados

Solo hay una condición para esos establecimientos: que en adelante los empleadores no suspendan a ningún trabajador.

El decreto 143-20 firmado por el presidente Danilo Medina crea oficialmente el fondo FASE y explica la forma en que operará.

FASE será un instrumento de asistencia transitorio y estará vigente por los próximos 60 días. El mismo será operado por los ministerios de Hacienda y de Trabajo, según explica el texto oficial.

Para ser beneficiario del FASE, las empresas deberán estar al día con las cotizaciones a la Tesorería de la Seguridad Social para el mes de febrero pasado, con la excepción de los trabajadores cuyos contratos hayan sido suspendidos y que laboren para supermercados, colmados, farmacias y cualquier establecimiento de expendio de alimentos crudos, medicamentos y productos de higiene. Igualmente, aquellos empleados suspendidos de empresas de logística de mercancías, compañías agrícolas, ganaderas, de alimentos, de seguridad privada, mineras y canteras, almacenes de expendio de alimentos, medicamentos y agroindustriales, sector financiero, multimedios, generadores de energía, salud, universidades, telecomunicaciones y organizaciones sin fines de lucro que reciben transferencias del gobierno.

De acuerdo con el salario que las empresas hayan reportado la TSS en febrero de este año, a través de FASE se entregará al trabajador suspendido el equivalente a 70 % de su salario ordinario, siempre por encima de 5,000 pesos, pero no menos de 8,500 pesos. Esos aportes realizados por el gobierno no podrán ser objeto de retenciones de ningún tipo y tampoco serán computables “para fines del salario 13 ni para la Tesorería de la Seguridad Social”, indica el decreto.

“Se insta a los empleadores que hayan suspendido a sus empleados y que se hayan acogido al FASE a pagar, dentro de sus posibilidades, el aporte restante o una proporción del monto del salario ordinario de sus trabajadores”, dice el texto oficial.

En el caso de aquellas empresas manufactureras y las mipymes que continúen operando, siempre que tengan autorización para ello del Ministerio de Trabajo, podrán tener un apoyo a través del FASE. En este caso, la asistencia del gobierno por trabajador será de 5,000 pesos, mientras que el salario restante será cubierto por el empleador.

La condición es que la empresa no suspenda a ningún trabajador durante ese mes. “Si suspende al menos un trabajador no podrá acogerse a la modalidad del FASE”, indica el decreto presidencial 143-20.

Entre tanto, aquellas empresas que están cerradas, pero no han suspendido a trabajadores podrán también acudir al FASE, pero en este caso bajo autorización del Ministerio de Trabajo.

Otras noticias

Aseguró que se mantienen las limitaciones que se establecieron por resolución del Ministerio de Salu...
También se sentirá la incidencia de polvo proveniente del Sahara.
Hubo un 55.29% de votos emitidos en las elecciones del pasado domingo
En adición a sus vuelos a la República Dominicana, American también reanudó hoy sus operaciones desd...
La pandemia ya ha causado más de 131.000 muertes en el país norteamericano.