Economista sugiere al Gobierno mutualizar manejo deuda pública

Asimismo, indicó que la crisis sanitaria que padece el planeta tiene vasos comunicantes, teniendo de vehículo al flujo de personas que transitan por el mundo, lo que la hace tener efectos letales compartidos para humanos, con el sistema de salud y la economía de los países, razones que deben llevar a los gobiernos a desplegar esfuerzos, a fin de lograr distribuir la carga financiera que implica afrontar la epidemia con el menor costo económico y social para la familia y las empresas.

De ahí que, al tener efectos mutualizados la pandemia por COVID-19, la modalidad de política pública para el manejo de la deuda, debe estar conforme a la naturaleza de la crisis sanitaria, por lo que, mutualizar el financiamiento que se necesita y mutualizar el pago del servicio de la deuda en el corto plazo deben verse y tratarse como una acciones de responsabilidad para compartir soluciones, costos y riesgos, en una coyuntura desafiante que se agrava con el paso del tiempo, dijo.

A través de un comunicado, el economista dijo que en la República Dominicana el nuevo coronavirus tiene efectos crecientes en vidas humanas y sobre la economía, con la complicación, de que en la medida que no se logra mitigar o controlar la pandemia, la disponibilidad de recursos financieros para el gobierno se hacen cada vez más escasos, al tiempo que la demanda por ellos aumenta como forma de poder atenuar la crisis sanitaria y atender a los ciudadanos.

Dijo que a este dilema se le deben buscar soluciones y una de ella es la de mutualizar la gestión de la deuda pública, enfatizó el economista.

NG Cortiñas afirma que, por un lado, para el año 2020, la economía dominicana tiene compromisos de pago del servicio de la deuda externa por un monto de US$ 2,508.7 millones y para la interna por un valor de RD$133,566 millones y, por otro lado, es altamente previsible que los ingresos corrientes y de divisas del gobierno disminuyan significativamente, debido a la parálisis económica, potenciando la posibilidad de que el país pueda entrar en el impago de sus compromisos financieros de corto plazo.

Afirmó que esas situaciones le afectarán al país su calificación de riesgos, haciéndole luego más oneroso procurar recursos financieros.

Agregó que esta situación obliga a una reingeniería financiera, como la del mutualismo, en el manejo de la política de deuda pública.

Dijo el también dirigente de la Fuerza del Pueblo que una línea de acción que tiene el país podría ser el de abordar cuatro frentes para el manejo de su deuda, desde la perspectiva mutualista que permitiría converger hacia el objetivo de mitigar impactos y luego propiciar la recuperación económica.

Entre las acciones que sugiere están las siguientes:

1.-Mutualizar la emisión de bonos en el mercado internacional con el aval de organismos multilaterales, segundo,

2.-Mutualizar el pago del servicio de la deuda externa con los organismos multilaterales, como forma de reducir el riesgo por la posibilidad de atrasos en el cumplimiento de los pagos por parte del deudor, tercero,

3.-Mutualizar el servicio de la deuda pública interna, de una manera que, acreedores locales compartan esfuerzos para evitar consecuencias mayores para ellos con el no pago de las obligaciones, conviniendo la posposición de los compromisos de corto plazo y,

4.-Mutualizar el pago de los intereses y transferencias al Banco Central, como una manera de compartir sacrificios entre lo fiscal y monetario.

El economista agrega que la deuda que tiene el país con los organismos multilaterales alcanza el nivel de US$5,038 millones al 2020 y las obligaciones que tiene el gobierno con el Banco Central en el año en curso ascienden a un monto de RD$33,012 millones.

“El riesgo de no accionar en forma compartida y solidaria, en la situación dramática que vivimos en términos sanitarios, sería la del impago, ante la caída previsible de los ingresos en divisas provenientes del turismo, las exportaciones, las remesas, la inversión extranjera e incluso, la posibilidad de salida de capitales, al tiempo también de la disminución de los ingresos por concepto de impuestos y gravámenes, lo que agravaría el escenario financiero para las partes involucradas”, aseguró Haivanjoe NG Cortiñas.

También dijo: “Mi llamado a mutualizar el manejo de la deuda pública dominicana es una de las formas para propiciar agenciar recursos financieros frescos al gobierno y, además, redirigir el pago del servicio de la deuda pública y transferencias hacia las prioridades que demandan las circunstancias de la crisis sanitaria, humana, social y económica que padecemos hoy, finalizó diciendo el economista”.

Otras noticias

Consideraron que con este proceso electoral, la República Dominicana envió un mensaje positivo y eje...
Stephen B. Bratspies cuenta con un sólido historial aportando valor al negocio, y más de dos décadas...
En esta ocasión, CuestaLibros recomienda obrasde Franz Kafka, Frida Kahlo y Pablo Neruda, a propósit...
Celebra 85 aniversario consolidando su transición digital con 3,200 empleados sirviendo a 6 mil coop...
 La 5ª edición del informe, elaborado por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y...