Las traducciones que hacen posible muchos de tus trámites

Es posible afirmar que la responsabilidad del traductor tiene una doble proyección que es visible antes, durante y después de finalizado el proceso de traducción de un proyecto. Con relación a esa responsabilidad que aparece una vez terminada una traducción, sucede porque en algunas oportunidades el trabajo entregado no cumple con los requerimientos del cliente o con lo pactado en un acuerdo previo.

Por otro lado, hay una especialidad dentro del mundo de las traducciones que colabora para que millones de personas en el mundo puedan realizar trámites importantes. Esta es la llamada traducción jurada, un campo que asumen muchos traductores de manera autónoma o como miembros de un equipo de trabajo en una empresa de traducciones (ver https://www.protranslate.net/es/traduccion-jurada/ para obtener más detalles).

 

Vamos a definir lo que es una traducción jurada

Las traducciones juradas son aquellas que se realizan sobre un documento para que su traducción tenga validez legal. Solo pueden ser hechas por un traductor que tenga la habilitación que emite la autoridad competente de cada país.

Los traductores jurados legalizan un documento traducido a través de su sello y firma que agregan en cada una de las hojas de la traducción finalizada. Naturalmente, según el trámite que se vaya a realizar con esa traducción, en algunos casos necesitará otras legalizaciones, como puede ser la Apostilla de la Haya o una legalización notarial o de un consulado.

El formato y las técnicas de las traducciones juradas son diferentes a las de otras especialidades. Por ejemplo, si aparece un tercer idioma involucrado en el documento (que no deberá traducir), una firma ilegible, palabras tachadas, etc., deberá dejarlos reflejados en su traducción a través de notas aclaratorias con números correlativos.

 

Particularidades de las traducciones juradas

  • Para las personas privadas, cuando necesitan traducir una gran variedad de documentos que serán presentados ante un organismo oficial (desde certificados de estudios, nacimiento, casamiento o defunción, hasta diplomas, entre otros).
  • Para las empresas, cuando necesitan traducir certificados comerciales, farmacéuticos, licencias, actas, acuerdos, balances anuales, etc.

Formato de las traducciones juradas

La normativa con relación a si una traducción jurada puede ser entregada en formato digital (con la firma y sello digital traductor) o debe ser presentado siempre en soporte físico (formato papel) depende de las regulaciones de cada país.

Sucede lo mismo con la disposición del texto en la traducción. Si no hay una normativa vigente al respecto, el traductor trata de mantener el formato. Lo que sí es muy importante es no dejar espacios en blanco para que la traducción no pueda ser alterada.

 

Conclusión

Las traducciones juradas son una herramienta muy importante para las personas, las empresas e instituciones privadas y oficiales. Por ese motivo, los traductores jurados tienen una responsabilidad vital como parte del proceso que conllevan muchos trámites oficiales.

 

 

 

Fuente

peterklarkluck@gmail.com

Otras noticias

En el marco del Día Internacional de la Cerveza, la empresa continúa solidarizándose con la situació...
Salud Pública notificó 13 muertes y 35,057 casos activos
Más de 6,000 usuarios carecían de electricidad en los distritos de Queens, Staten Island y el Bronx
El reinicio de estas construcciones representa de manera inmediata la generación de 2 mil 200 empleo...
Los premios Travellers’ Choice reflejan “lo mejor de lo mejor” en lo que se refiere al servicio, la...