The Ocean Cleanup saneará mil ríos: Ozama es uno de ellos

Actualmente los ríos son la principal fuente de contaminación de plástico oceánico, son las arterias donde se transportan estos desechos nocivos para la fauna acuática. Se determinó que unos 1,000 ríos son los responsables del 80% de la polución de los océanos según la más reciente investigación de “The Ocean Cleanup”..

Una fundación sin fines de lucro localizada en Rotterdam, Países Bajos, con la finalidad de librar a los océanos del plástico del mundo, conformado por más de 90 ingenieros, investigadores, científicos y modeladores computacionales, dirigidos por su presidente y fundador Boyan Slat desde el año 2013, cuando apenas tenía 18 años.

Asimismo, señalan que la contaminación plástica es uno de los mayores problemas ambientales, afectando a más de 600 especies marinas. Igualmente, Ocean Cleanup estima que los costos económicos anuales debido a la contaminación del plástico marino oscilan entre los seis y los 19,000 millones de dólares. Los costos provienen del impacto del plástico en el turismo, la pesca y la acuicultura. “La contaminación plástica no sólo afecta a la vida marina, sino que también lleva contaminantes tóxicos a la cadena alimentaria, una cadena alimenticia que nos incluyó a los humanos”, plantean.

Por tal razón, para liberar los océanos del plástico, no sólo limpiarán lo que ya existe, sino que también evitarán que el nuevo plástico acceda al océano, es decir, cerrar el grifo. “Estamos trabajando junto con líderes gubernamentales, individuos y corporaciones privadas, nuestro objetivo es abordar estos 1,000 ríos más contaminantes de todo el mundo, en cinco años desde el lanzamiento”, indica la fundación.

Río Ozama e Interceptor 004

Dentro de este proyecto de saneamiento y rescate se encuentra uno de los afluentes más importantes y contaminados de la República Dominicana, el río Ozama, bordeado por los sectores exponencialmente más populosos del Gran Santo Domingo. El pasado 15 de agosto se puso en marcha el “Interceptor 004”, nombre que recibe la embarcación recolectora de desechos, con la presencia de importantes actores gubernamentales y empresariales, a partir de una alianza público-privada entre el Ministerio de la Presidencia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y The Ocean Cleanup, con el apoyo de la Embajada del Reino de los Países Bajos.

Pero, ¿cómo funciona este salvador de afluentes en extrema suciedad? Ocean Cleanup explica que los residuos pluviales que fluyen con la corriente se guían por la barrera hacia la apertura del Interceptor. Gracias al diseño del catamarán del Interceptor, la trayectoria de flujo de agua está optimizada para pasar a través del sistema, llevando el plástico a la cinta transportadora.
Posteriormente la corriente mueve los escombros a una cinta transportadora, que extrae continuamente los desechos del agua y entrega los residuos al transbordador. Este transbordador distribuye automáticamente los escombros a través de seis contenedores. Con un sistema de inteligencia digital recolecta datos del sensor, y los contenedores se llenan por igual hasta que alcanzan su capacidad máxima. Este equipo puede almacenar hasta 50 metros cúbicos de basura antes de necesitar ser vaciado. Esto significa que es capaz de operar incluso en los ríos más contaminados de todo el mundo.

“Cuando el interceptor está casi lleno, envía automáticamente un mensaje de texto a los operadores locales para que vengan y recojan los residuos. Posteriormente, los operadores retiran la barcaza, la movilizan al lado del río, vacían los contenedores, envían los escombros a las instalaciones locales de gestión de residuos y devuelven la barcaza al Interceptor”, detallan.

El Interceptor ha sido diseñado para la producción en masa para aplicarse en cualquier parte del mundo. Asimismo, en su labor de ser un proyecto sostenible, todos los componentes electrónicos del Interceptor, incluyendo la cinta transportadora, el transbordador, las luces, los sensores, la transmisión de datos, funcionan 100% con energía solar. Es decir, no existe el consumo de combustibles fósiles. Por otro lado, los Interceptores están conectados a Internet, que permite recopilar datos continuos de rendimiento y recopilación. A nivel global The Ocean Cleanup posee otros prototipos de Interceptor operando en Jakarta, Indonesia y Klang, Malasia, uno de los 50 ríos más contaminados del mundo.

Es importante que estos proyectos trabajen mancomunadamente con otros planes que tienen el mismo objetivo, como la recién inaugurada “Estación Depuradora de Aguas Residuales del Río Ozama, Mirador Norte, La Zurza” a cargo de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), bajo la sombrilla de la Comisión Presidencial de Rescate de los ríos Ozama e Isabela, y los “Barcos Recolectores Ribera Verde”, auspiciado por la Fundación Tropigás desde julio 2018. El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera y la viceministra, Milagros De Camps, como nuevos incumbentes, deben de mantener e impulsar otras iniciativas que estén dirigidas hacia el rescate de los afluentes, la flora y la fauna de la República Dominicana como eje central en su gestión.

Fuente

El Caribe

Otras noticias

El ministro reiteró que los apagones que afectaron al país el fin de semana pasado tuvieron que ver...
Dentro de las acciones está la suspensión definitiva de algunos negocios.
Torres fue designado por el presidente de la República, Luis Abinader, junto a otros funcionarios me...
Es un programa de desinfección de Bclean.
La Corporación de Fomento de la Industria Hotelera y Desarrollo del Turismo (Corphotels), es una ent...