Análisis de la situación e impacto del coronavirus en América Latina y el Caribe 

Todo apunta a que la curva de la pandemia empieza a aplanarse, dependiendo de cada país y más allá de posibles rebrotes y segundas oleadas. El hecho de que la llegada a los 7 millones de casos se haya demorado dos días más respecto al incremento anterior -de 5 a 6 millones- indica cierta disminución en la velocidad de la expansión del virus. Esto se ha visto confirmado después de que los 8 millones tardaran un día más en completarse.

En el terreno económico, las cifras para 2020 siguen siendo muy negativas: por ejemplo, la
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revisó a la baja su
proyección de crecimiento económico de este año en México y Argentina y aumentó la de Brasil.

En su informe de perspectivas de junio, el organismo considera que el PIB de México retrocederá un 10,2 %, 2,7 puntos más que lo calculado en junio. La actividad económica en Argentina caerá un 11,2 %, 2,9 puntos porcentuales más que hace tres meses, mientras que la caída en Brasil sería del 6,5%, nueve décimas porcentuales menos.

En el terreno político, América Latina entra en el último tercio del año 2020 (septiembre-diciembre) todavía como epicentro mundial de la pandemia y con un cargado panorama político por delante en el que la polarización y la ausencia, en líneas generales, de una
agenda-país consensuada entre las principales fuerzas sociales y políticas van a marcar ese intenso final de año.

En esa recta final de 2020 no solo va a haber un intenso calendario electoral sino que en la
mayoría de los casos la disputa va a ser muy polarizada (Bolivia), con ausencia de consensos sobre el marco institucional a diseñar (el plebiscito sobre la reforma constitucional en Chile del 26 de octubre) y con panoramas político-partidistas altamente fragmentados (locales en Brasil en noviembre), todo un cóctel que no contribuye en nada a garantizar la gobernabilidad.

Si bien solo una (las bolivianas del 18 de octubre) son presidenciales, el resto tienen
características especiales que convierten estas citas ante las urnas en termómetros sobre el momento político que vive cada país. Además va a ser un final de año en el que se empezarán a ponerse las bases que marcarán el panorama político para 2021, año en el que habrá elecciones presidenciales en Perú, Chile y Ecuador así como legislativas en México y Argentina, estas dos últimas claves para definir el destino de la IV Transformación liderada por Andrés Manuel López Obrador y el sendero del segundo bienio en lo tocante al argentino Alberto Fernández.

Por lo tanto, se abre para América Latina un periodo en el que existirán cuatro ejes fundamentales que marcarán el curso político:

• Una pronunciada polarización política, con agendas-país poco compatibles entre los
diferentes actores políticos (en especial en Bolivia).
• Una elevada fragmentación dentro de los diferentes bloques políticos.
• Un extendido voto de castigo a los gobiernos -salvo en Uruguay- por los problemas
políticos, institucionales y económico-sociales heredados del periodo post bonanza
económica (2013-2019) y por los fallos de gestión durante la pandemia (2020).
• Y un panorama a futuro en el que la posibilidad de llegar a acuerdos y grandes
consensos se hace más complejo (por ejemplo en Chile con vistas a la reforma
constitucional) precisamente por esa alta fragmentación, ausencia de consensos y
elevada polarización.

En la República Dominicana a un mes de mandato, el presidente Luis Abinader ha centrado su atención en solventar la
complicada situación económica y social resultante del avance de la pandemia en la nación
caribeña. De manera focalizada, las áreas de mayor afectación económica son: el turismo y
empleabilidad en el sector privado. En el último mes, el mandatario ha tomado medidas de
gobierno para sopesar la situación en el ámbito social.

El pasado 16 de septiembre, el presidente Abinader se dirigió por primera vez a la nación tras haber asumido el mando. Comunicó sus esfuerzos para atender la corrupción, sector salud, educación, turismo, infraestructura portuaria, apoyo agropecuario, eliminación de organismos paralelos, y la creación del Ministerio Público Independiente para investigación de malversación fondos públicos. Finalmente llamó a la unidad de la sociedad como único camino para salir adelante.
 

IMPACTO ECONÓMICO
La situación económica dominicana se ha visto afectada por la pandemia en su parte neurálgica, el turismo. En el último mes, se presentó una pérdida del 87% en visitantes extranjeros respecto agosto. No obstante, el gobierno dominicano ha formulado una serie de medidas que buscan reincentivar el turismo extranjero así cómo la inversión extranjera directa. La principal es el Plan de Recuperación Responsable del Turismo que plantea una inyección de 28 millones de dólares sumado a 7.1 millones dólares para garantizar la conectividad aérea mediante acuerdos con aerolíneas.
 

EVOLUCIÓN DE LOS CASOS COVID19
Los casos nuevos registrados del 9 al 22 de septiembre sumaron un total de 8.800, el total de defunciones de este mes es de 326, los casos detectados en las últimas 48 horas sumaron 486, los casos recuperados suman 82.741, mientras que la positividad de las pruebas aplicadas en este mes corresponde a 17,29%. El total de casos confirmados es de 110.597, mientras que el total de muertes es de 2.087.
Las medidas sanitarias más recientes llevadas a cabo por el gobierno de Abinader son las
siguientes:
• Realización masiva de pruebas PCR.
• Contratación de 1000 médicos desempleados.
• Habilitación de laboratorios públicos y privados para realizar más pruebas.
• Incremento en disponibilidad de camas.
En cuanto a insumos se refiere, es importante mencionar que la empresa británica
GlaxoSmithKline, realizó una sustanciosa donación al Gabinete de Salud coordinado por Raquel Peña (vicepresidenta). La donación constó de 18.480 unidades de mascarillas KN95, 1.050 gafas de protección, 16.800 mascarillas médicas y 840 trajes protectores.

MEDIDAS GUBERNAMENTALES
Para sopesar el impacto de la pandemia en la ciudadanía, el Gabinete de Salud, el presidente Abináder y el ministro de Salud Pública han renovado algunas de las medidas implementadas el mes pasado.

Estado de emergencia
Mediante decreto presidencial, el gobierno de República Dominicana extiende
por 45 días el estado de emergencia (con fecha de termino 17 de octubre). Con
la aprobación de la cámara de senadores y la de diputados, el gobierno dispone
de esta herramienta para “combatir oportunamente” el COVID-19 y
“salvaguardad la vida y salud de la población.”

Toque de queda
Mediante decreto presidencial, el Gobierno extendió el toque de queda por 25
días más, no obstante, a diferencia del decretado el mes pasado, comenzará a
las 21.00 horas semanal y 19.00 horas los fines de semana. Esto con el objetivo
de frenar los contagios que no han decrecido de manera relevante.

Educación
Han sido implementados planes de impacto en educación pública para la mejora
de bienes materiales y capacitación del profesorado. Le fueron asignados
recursos especiales a la Universidad Autónoma de Santo Domingo para dar
continuidad a la educación de los estudiantes de manera virtual.

Salud
El Ministerio de Salud Pública recibió una donación de 369 mil mascarillas
quirúrgicas y 20 mil PCR de parte de Barrick Pueblo Viejo, mientras que el
Gobierno de los Estados Unidos donó 50 ventiladores y dos hospitales móviles
valorados en 950 mil dólares. El ministerio ha confirmado que en suma hay
302.818 casos de COVID descartados, esto como un incentivo para que la
población sigua redoble las medidas preventivas.
Positivamente, el ministerio ha indicado que las camas para Covid-19 tienen una
ocupación de 29%, mientras las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) cuentan
con un 49% de ocupación. No obstante, Salud Pública reitera mantener las
medidas preventivas, uso de mascarilla y lavado de manos para no incrementar
el número de contagios.
Finalmente, para continuar flexibilizando el horario de transito de la población, es
importante que la ciudadanía continúe con el cumplimiento de las medidas
restrictivas. El ministro Arias aseguro que el gobierno estudia la reducción de
horario del toque de queda hasta el 28 de septiembre.

Fuente

Atrevia

Otras noticias

El Jefe de Estado explicó que además del sector turístico, otras áreas que serán impactadas por la a...
El acuerdo apoyará los esfuerzos nacionales en la prevención de la corrupción y el fortalecimiento d...
En este un esfuerzo conjunto para promover el desarrollo comercial y económico de estas provincias,...
El director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad enfatizó que el país necesita relanzar...
Las calificadoras focalizan en la entidad de intermediación financiera rentabilidad adecuada, capita...