Mi vida cambió

MI VIDA CAMBIÓ

De pronto mi vida cambió… tenía, hasta ese día, un empleo estable, gozaba de beneficios adicionales, un constante crecimiento, un excelente clima de trabajo… pensaba hacia mi fuero interior… “es posible que aquí me retire profesionalmente hablando”.

Esa tarde nos reunieron. La sorpresa fue mayúscula. Por un proceso de restructuración quedaba despedido tras
siete años de constante batalla. Trabajo es trabajo, siempre lo tuve claro. Mi horario laboral empezaba a las 4 de la madrugada. Por lo tanto, me levantaba a las 2.30 a.m. para llegar a tiempo. Desde ese anuncio hasta el último día de trabajo pasaron varios meses. La pregunta era incesante: ¿qué voy a hacer? ¿cuál es el camino que debo seguir? El primer elemento clave fue mantener tu mente y tu cuerpo activos.

Soy maratonista. Correr es mi sitio de natural de reflexión, meditación. Es mi filosofía de vida. Correr me genera un estado de satisfacción interna. Entro en contacto conmigo mismo y con Dios. Además mi esposa Mary Luz certificada como Health Coach (@maryluzvida) propiciaba conversaciones de altísima motivación. Por cierto, parte de la dinámica la hacíamos mientras ambos corríamos. Una mañana me senté en la computadora y decidí que
tenía que producir dinero sin ejercer el periodismo. Encontré la aplicación de delivery (entrega de comida) Doordash (en solo horas estaba en la calle generando dinero), después vendrían otras iniciativas Uber Eats y Amazon Flex. El secreto estaba en pensar que todo ese tiempo al frente de un volante, era para escuchar varios podcast y grabaciones relacionadas con el tema que quería desarrollar en redes sociales. Al principio, mi mente trabajaba hacia el desarrollo del tema deportivo. Aprovechaba las cinco o seis horas mientras manejaba para pensar en programas, proyectar los temas a tratar, hacía anotaciones.

Disfrutaba del momento. Recuerdo un amanecer decembrino en el sur de Georgia. Lloré de emoción y le di gracias a Dios por la oportunidad que me brindaba. Estaba seguro que algo bueno me esperaba. Sin darme cuenta estaba trabajando en el proyecto que estaba por nacer!. Jamás adopté una actitud derrotista. Era ver el vaso medio lleno, no medio vacío.

Pasó el tiempo. En el estado de Georgia, se avecinaba una contienda electoral muy importante para todo el país. Se iba a definir el control político del Senado, el pasado mes de enero.

Pensé que sería una excelente oportunidad para hacer un análisis de los distintos escenarios electorales. Comencé a hacer las grabaciones para Instagram desde la sala de mi casa. Me di cuenta que cuando utilizaba fotos y textos en mis relatos en las redes sociales, no obtenía el mismo resultado que cuando grababa un video haciendo los análisis. Quise aprovechar ese momento y llamé a una televisora venezolana en Florida y le ofrecí hacer reportes diarios sobre el momento político en Georgia. Después de más 10 años alejado de estar frente a una cámara, con más experiencia y madurez, estaba transmitiendo en vivo. En esos días, un colega periodista, Manuel Moreno y mi esposa me insistieron en algo: “William, por qué no haces entrevistas a expertos”.

Empecé a invitar a expertos en mis redes sociales. Comenzamos y nos pusimos como meta: un entrevistado de lunes a viernes. No estaba seguro si era posible. Pero esa era la meta y había que cumplirla. Todo este proceso ha sido un aprendizaje constante. Tengo 55 años y algunos de estos procesos digitales, reconozco, los entiendo poco a poco. Con la ayuda de mi hija Isabella (@ isabella_em) y de mi esposa Mary Luz ( @ maryluzvida) hemos vencido los desafíos y los obstáculos.

El programa Quijoteando ha servido de nexo para la familia. Es un emprendimiento familiar. Mi hermano Marco con sus inclinaciones tecnológicas y con su apoyo constante ha sido la inspiración. Isabella es mi compañera de transmisión los lunes cuando entrevistamos a la abogada María Trina Burgos sobre el tema de Inmigración. Y mi amada Mary Luz de lunes a viernes es la productora general, además se encarga de la salida al aire del programa por mi canal Quijoteando en YouTube.

En tres meses de transmisión nos acercamos a los 8.000 seguidores en Instagram y 1.000 suscriptores en YouTube. Son buenos números!

Mi experiencia: la amenaza queda convertida en una oportunidad, la debilidad se transforma en una fortaleza. La
adaptación a una nueva realidad. Asumir la dificultad como una oportunidad para aprender. La creación de un equipo. La confianza en las capacidades creativas. El buen humor. En definitiva, un momento que une a la familia.
Ahora soy un periodista Instagramer y Youtuber, quien lo diría! Mi vida cambió!

Sígueme en mi cuenta de Instagram @quijoteando y en mi canal Quijoteando de YouTube para ver mis entrevistas y también me puedes seguir en Twitter @quijoteand.

Otras noticias

Shoes From Mexico y Cofoce recibieron compradores de diferentes lugares de Estados Unidos, destacand...
Ivonne van der Lende, agente inmobiliaria de Keller Williams en metro Atlanta
Santiago Márquez, director Ejecutivo Asociación Latinoamericana (LAA) Capítulo Georgia
El poder de las conexiones para dar forma a nuestro mundo