IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Estados Unidos ofrece toda una maquinaria para el emprendedurismo

Desde incubadoras hasta inversionistas de todas las categorías, el reto está en presentar un pitch que genere la primera tracción que dará inicio a mejores oportunidades.

Knorooms es una Start-Up dedicada al B2B. Su cofundador y CEO, Jancarlo Tavarez nos cuenta que, como todo proyecto, los inicios son difíciles, “no hay un camino corto al éxito. Me siento agradecido de Dios por la oportunidad de realizar lo que tengo pasión, emprender e ir de la mano con personas que comparten mis valores y pasión”. Señala que lo más gratificante ha sido poder reunir a un grupo de mis amigos cercanos, compartirles la idea y juntos poder emprender en este proyecto llamado Knorooms.

En Knoroom ofrece, como uno de sus servicios, Knorooms Business, dedicado al acompañamiento de los emprendedores en su ruta a convertirse en empresarios exitosos. Esto lo hacen a través de consultas on line de profesionales expertos de cada área empresarial: Financiera, Commercial, Tecnológica, Legal y Capital Humano.

Egresado de la Universidad Católica de Santo Domingo como Ingeniero en Sistemas. Su vida profesional inició como Soporte Técnico para una pequeña empresa de tecnología en la ciudad de Santo Domingo. Luego estuvo trabajando como desarrollador Web para una empresa llamada Consultech y, después de varios años, hizo una transición para la industria de implementación de sistemas ERPs, específicamente SAP.

Tavarez afirma que ha tenido la oportunidad de emprender desde joven. Estando en República Dominicana, participó en la primera competencia de modelos de negocios realizada por la universidad Unibe hace varios años y, desde entonces, ha estado muy inclinado a los negocios. Sin embargo, califica la experiencia de emprender en Estados Unidos, como una experiencia muy interesante, ya que se puede tener acceso a toda una maquinaria para el emprendedurismo, desde incubadoras hasta inversionistas de todas las categorías.

“El reto no es lo que podríamos llamar competencia, ya que todos tenemos acceso a poder presentar un pitch o aplicar a los diferentes programas para emprendedores. Yo diría que el reto más grande es aprender como presentar tu proyecto a dichos inversionistas e incubadoras y generar esa primera tracción que daría inicio a mejores oportunidades”.

Comenta que decidió emprender en los Estados Unidos porque se “brinda la oportunidad de poder crear riquezas a través del esfuerzo y enfoque. Este país ofrece muchas oportunidades a los emprendedores y, sobre todo, a los inmigrantes. Más del 60 % de fundadores son inmigrantes. Knorooms es una idea propuesta y creada inicialmente por mi socio, Wilson Santos, a la que le hemos dado forma juntos”.

Como inmigrante, define que su adaptación a la dinámica neoyorquina fue difícil al inicio por varias razones:

“Primero, dominar el idioma y poder comunicarte con fluidez. Personalmente, me tomó 1 año poder dominar el inglés y entrar al mundo laboral (Corporate America). Después de alrededor de 45 entrevistas fracasadas, estaba a punto de tirar la toalla y regresar a RD. El modelo de contratación en EEUU es más estricto y bien minucioso. Al inicio casi no entendía bien las preguntas en las entrevistas de trabajo y era bien frustrante porque cuando sí entendía la pregunta y tenía el conocimiento para responder, mi nivel de inglés en ese entonces no me ayudaba a poder responder de una manera adecuada.

Gracias a Dios tuve la oportunidad de trabajar, en ese entonces, en mi área de conocimiento (SAP Business Developer Consultant) para una multinacional llamada Ogilvy & Mather New York.

Segundo, conocer la cultura y adaptarme a la cultura laboral. Es muy diferente a lo que conocía anteriormente. La cultura laboral en la República Dominicana es más relajada, en NY es más rápida, más estricta y muy competitiva.

Tercero, poder conocer otras culturas y formas de pensamiento es una experiencia que expande la cosmovisión personal. Es algo de lo cual me siento muy afortunado”.

Le preguntamos cuáles serías los tres consejos que daría a otro joven dominicano que quiere emigrar a Estados Unidos, y respondió: “Mi consejo sería define qué quieres y lucha por ello. Este país puedes convertirte en quien quieras ser, pero no será fácil, deberás tener mucha disciplina, enfoque y resiliencia. Pero al final del camino, valdrá el esfuerzo y, sobre todo, domina el Inglés”.