Miches: el futuro de un nuevo tipo de turismo en el país
Miches: el futuro de un nuevo tipo de turismo en el país
Como impulsor del turismo de lujo sostenible y la oferta de Miches, se encuentra el proyecto Tropicalia, un desarrollo turístico de baja densidad, bajo impacto ambiental y respeto absoluto por el entorno natural. Desde sus comienzos, el proyecto ha hecho partícipe a la comunidad, generando un modelo inclusivo de negocios ligado al turismo y apoyando al desarrollo sostenible de Miches.
Edición #11 Portada
Edición #11
February 2018
Miches: el futuro de un nuevo tipo de turismo en el país

Imágenes

Miches: el futuro de un nuevo tipo de turismo en el país

En la provincia de El Seibo, en el noreste de la República Dominicana, se encuentra la comunidad de Miches, un lugar cautivador y único en el que el que el cielo y el mar se funden, y que con un ecosistema inconfundible, permite una conexión especial con la fauna autóctona y el medio ambiente.

Las atracciones naturales de Miches incluyen las magníficas playas de Costa Esmeralda y Playa Arriba, la majestuosa Cordillera Oriental y paisajes de exuberantes praderas. La diversidad de su ecosistema cuenta con varias áreas protegidas: Laguna Redonda y Laguna Limón (catalogadas como reservas naturales), la Bahía de La Gina (área de gestión de hábitat y especies) y la carretera El Seibo-Miches (un paisaje terrestre protegido). Junto con la presencia de monumentos históricos y culturales, como la Iglesia de Santa Cruz y el Monumento a la Batalla de Palo Hincado, esta variedad hace de Miches una comunidad costera incomparable.

 

Fotografía: Fer Figheras

Próximo a Miches, el Parque Nacional Los Haitises exhibe magníficos farallones, colinas cónicas, cavernas y un extenso bosque de manglar. Y por sus costas también se extiende el Santuario de Mamíferos Marinos de la República Dominicana, el área marina protegida más extensa del país con unos 25,000 km2 de la Costa Atlántica.

Con una población de aproximadamente 21.000 habitantes, Miches es un paraíso escondido donde sus abundantes pastos permiten la cría de ganado y el cultivo de arroz, cacao, coco, varios tubérculos y en sus costas se da la pesca artesanal. Con su belleza natural, el encanto de su gente y sus tremendos atributos ecológicos, esta comunidad está en una posición privilegiada para convertirse en un destino turístico único y aclamado internacionalmente.

La llegada de inversionistas a la zona y proyectos de mejora de infraestructura que conectan con otros destinos como Punta Cana o Santo Domingo, están estimulando un incipiente desarrollo turístico en la zona. Al calor de este comienzo, varias instituciones nacionales e internacionales como el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, la Fundación Tropicalia, la Junta Agroempresarial Dominicana; y la Presidencia de la República a través de su programa PRORURAL, han realizado inversiones con el objetivo de impulsar la oferta de productos y servicios turísticos en la región y fortalecer al talento humano de la comunidad.

Estos avances suponen una oportunidad sin precedentes para el desarrollo socioeconómico de la zona y su posicionamiento como destino turístico. Según los expertos, una de las áreas del sector que ha comenzado a desarrollarse es el turismo de lujo, que cuenta con excelentes condiciones para posicionarse en la región, como son las conexiones de transporte aéreo, un gobierno estable, una industria de servicios, la belleza natural y la diversidad del país.

Con su riqueza natural, y conectado con los principales polos turísticos de la Región Este y Santo Domingo, Miches es un escenario idílico para apostar por un turismo diferente enfocado a la cultura típica y la naturaleza virgen, que busca experiencias excepcionales y valora el respeto al medio ambiente y a la comunidad. Es hora de que Miches como destino pase a ser protagonista en un renglón tan importante para el país como es la industria turística al convertirse en referente del turismo de lujo sostenible.

 

Fotografía: Fer Figheras