Metacompras

Después del anuncio de Mark Zuckerberg, fundador, director y CEO de Facebook sobre el cambio de nombre de esta empresa a Meta, nombre asociado a los conceptos de metaverso o metauniverso, este tema se ha vuelto tendencia, generando interrogantes y expectativas.

¿Qué es el metaverso?, un espacio virtual en el que los usuarios, a través de avatares digitales, pueden caminar e interactuar entre sí en tiempo real. Por ello, con su irrupción, según ha asegurado Sergi Ramo “las relaciones sociales, económicas y laborales van a dar un paso más porque el modelo va a permitir combinar la presencialidad virtual con las bondades de las relaciones online”. ¿Dentro de este contexto, nos preguntamos, pueden los modelos de compras tradicionales seguir operando bajo esquemas ya obsoletos que no se apoyan en sistemas tecnológicos eficientes y automatizados, así como procesos profesionales y modernos de gestión?

El metaverso es una realidad más allá de la virtualidad que afectara a todos los ambientes laborales y relaciones comerciales. Según Magnus Rehle, fundador y CEO de Growth Consultant, se formarán nuevos equipos de trabajo altamente cualificados tecnológicamente y con unas relaciones laborales completamente interconectadas”.

Es hora de ver el Metaverso como una realidad que ya está establecida y no como el sueño de algunos pioneros tecnológicos. ¿Y la pregunta es, como me afecta a mi como líder de adquisición esta nueva realidad? Hoy en día, vamos más allá de redes sociales y juegos de realidad virtual. En un nuevo escenario comercial donde utilizamos la telemedicina, recorremos propiedades, nos probamos ropa y tomamos clases en ambientes virtuales, sucede porque:

  1. Estamos usando proveedores de tecnología
  2. Los clientes están proporcionando información personal

Esto se traduce en la especialización de los lideres de compras para la adquisición de plataformas tecnológicas y softwares adecuados para que nuestras empresas puedan ofrecer y/o expandir los servicios virtuales. En cuanto a la información de nos brindan nuestros, clientes debemos ser responsables de aspectos regulatorios y ciberseguridad que protejan esa información. Esto crea un mundo completamente nuevo y diferente para nuestros agentes de compras basado en la necesidad de nuestras empresas en ser parte de entornos virtuales.

El mundo ha cambiado de forma vertiginosa, no así nuestros departamentos de compras y abastecimiento. Aun es común encontrar empresas donde las compras están descentralizadas, responden a simples procesos de cotización y no cuentan con un enfoque estratégico y plataformas electrónicas que soporten sus operaciones.

Haciendo un símil entre el futuro de Zuckerberg y el de las compras, me surge el termino MetaCompras. El mismo define cual sería el porvenir de esta actividad, que para muchos, también parecería necesitar gafas, ya que no alcanzan a ver el impacto de su rol. En un escenario comercial diferente pretendemos seguir haciendo negocios de manera tradicional. El precio ha sido desplazado por la disponibilidad de una época post pandémica y el antagonismo con el proveedor por las relaciones colaborativas y a largo plazo tipo socio estratégico; el cual se involucra y comparte riesgos, recursos y competencias bajo el objetivo ganar-ganar.

¿Cuáles son las nuevas reglas del juego para MetaCompras? En primer lugar, las empresas deben adoptar la quinta disciplina o pensamiento sistémico de Peter Senge, donde impera el esquema de personas interrelacionadas, como eslabones de una misma cadena. Esto significa que todas las áreas aprendan a comunicarse, relacionarse, reunirse y trabajar sincrónicamente en lugar de la eterna rivalidad que los hace lucir como islas dentro de un mismo negocio. Hablamos también de Big Data y Abastecimiento Predictivo. La recopilación de grandes cantidades de datos y la búsqueda de tendencias dentro de los datos permiten que las empresas se muevan más rápidamente, sin problemas y de manera eficiente. También les permite eliminar las áreas problemáticas antes de que los problemas acaben con sus beneficios o su reputación.

En resumen, la gestión de compras y abastecimiento, más allá del 2022 y enfocándonos a un futuro que ya está aquí, reposa en las manos de los jefes de compras. "Necesitamos equilibrar el valor y el riesgo mientras mejoramos el enfoque en la experiencia". Concuerdo en esta frase con Peter Liddell, Líder del Centro Global de Excelencia y Chris Clements, Asesor de Abastecimiento de la empresa KPMG, quienes apuestan a un futuro brillante de las compras a través de innovación, relaciones con los proveedores, descentralización, agilidad, y gestión del cambio.

El futuro es hoy y el resultado es para ayer, evolucionemos junto a las nuevas tendencias y hagamos de nuestras áreas de compras un nuevo mundo o Metaverso.

Fuente

Giselle Rodríguez

Otras noticias

ATLANTA - DEPORTE GLOBAL: Con la civilización griega, cuna de nuestra cultura, el deporte aparece en...
Juan Diego Ramírez, Director ejecutivo Northwestern Mutual
Judith Martínez Sadri, Estratega de Contenidos Digitales
ATLANTA - Estos 480 millones de dólares en lotería son el décimo premio más grande en la historia de...
Maricielo Fuller, Communications manager Argos USA