IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Caminando hacia un futuro energético más seguro y sostenible

“El gran reto que tenemos como nación es replicar este modelo de éxito en todos los puntos del país, garantizando así el uso eficiente de los recursos financieros y territoriales”.

Aprender a abrir las alas de una manera diferente y trazar nuevas rutas de vuelo, es la estrategia de quienes en medio de las turbulencias de la vida se enfocan en el crecimiento. Y este es el paradigma que describe a la maravillosa República Dominicana; nación que en medio la crisis actual que arropa al mundo, se ha esforzado en levantar y fortalecer iniciativas para seguir volando alto.

Para ello, ha sido necesario el trabajo en conjunto de los diferentes sectores de la sociedad, siendo la sostenibilidad uno de los principales pilares en el proceso de recuperación de la productividad del país.

Es por esto que, en “Factor de Éxito” nos complace conversar con el Sr. Edwin De los Santos, presidente de Grupo AES Dominicana y Fundación AES Dominicana, acerca de los proyectos puestos en acción en este importante renglón, que aporta valor y soluciones a nuestra realidad.

El Sr. De Los Santos es un modelo de crecimiento y superación, se formó como Licenciado en Derecho en el año 1991,con posteriores maestrías en comercio internacional, estudios judiciales, MBA y música. Asegura que, aunque este último dato no suele mencionarlo con regularidad, definitivamente ha contribuido con gran un impacto positivo en su perspectiva gerencial.

Desde muy temprana edad, participó en distintos escenarios relacionados con la reforma del sector eléctrico, donde a finales del siglo XX se hicieron esfuerzos importantes para contrarrestar la permanente crisis eléctrica que azotaba el país y para rescatar los cada vez más deteriorados activos nacionales.

Años después, comienza a formar parte de la familia de la Corporación AES en calidad de Director Legal de AES Dominicana, luego ocupó la posición de Vicepresidente Legal y en el año 2014, asciende como presidente de la entidad.

Sr. De los Santos, entendiendo que AES Dominicana está comprometida con el desarrollo sostenible, ¿Cómo es el proceso de promoción para la preservación del medio ambiente y la garantía de la salud en cada una de las actividades que ejecuta dentro de sus negocios?

AES Dominicana, a mi juicio, es una de las empresas que más empuja hacia la innovación, mediante el empoderamiento constante de sus equipos de trabajo. Esto se refleja en las importantes inversiones que realizamos cada año en crecimiento, y en la manera de hacer negocios que van de la mano con la sostenibilidad y apuntando al beneficio general.

La consabida historia de la llegada del gas natural al país y la expansión de su uso, son ejemplos importantes en los ahorros que ha generado para la economía nacional, permitiendo liberar recursos estatales que de otro modo hubiesen ido a parar en subsidios para cubrir los picos de precios por compras de derivados del petróleo para producción energética. Pero más importante aún, cada año ahorramos enormes emisiones de CO2 a la atmósfera, por las sustituciones del uso de derivados del petróleo y gracias al uso de gas natural para generación eléctrica.

Otras importantes iniciativas que apuntan hacia ese importante objetivo han sido proyectos como el cierre del ciclo combinado de la central de generación de “Los Mina”, la cual aprovecha los gases de combustión de las turbinas de gas para generar 140MW a base de vapor, llegando a reducir 330,000 Tm anuales de CO2 a la atmósfera, y como la recién inaugurada obra del Gasoducto del Este, junto a nuestros socios en ENADOM. Este último, contribuye a reducir emisiones por generación eléctrica de más de 892,000 Tm anuales.

AES Dominicana es un ciudadano corporativo ambientalmente responsable, comprometido con el cuidado de los recursos naturales de nuestro país, que ha sido varias veces reconocido y certificado con los máximos reconocimientos y certificaciones otorgadas por las autoridades medioambientales y los organismos internacionales.

AES cumple con las normas y controles nacionales e internacionales en materia de agua, aire y ruido, además de las regulaciones que tienen que ver con emisiones atmosféricas y residuos.

Los proyectos desarrollados por AES Dominicana van en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) número 13 en materia de Medioambiente, acerca de tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático, y el ODS número 7, de asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos.

¿Cómo las acciones y proyectos de AES Dominicana han sido reconocidos por la sociedad y los distintos sectores involucrados?

Por mantener operaciones sostenibles, AES Dominicana ha sido reconocida por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en varias ocasiones con “El Premio a la Producción Más Limpia”.

En líneas generales, y apuntando a la sostenibilidad de nuestras operaciones, AES Dominicana ha adoptado un Sistema de Gestión Integrado, que incluye un Sistema de Gestión de Activos, Ambiental y de Seguridad, y Salud Ocupacional, en conformidad con los requisitos establecidos en las normas internacionales ISO 55001:2014, ISO 14001:2015 y OHSAS 18001:2007. Esto como parte de la visión de la empresa enfocada en la excelencia, la mejora continua y la innovación.

En el 2017, obtuvo la certificación del Sistema de Gestión de Activos bajo la norma ISO 55001:2014, lo que convierte a esta empresa en la primera en dar este importante paso en República Dominicana y El Caribe, avalado por ANAB (ANSI-ASQ National Accreditation Board), único cuerpo acreditado por la International Accreditation Forum (IAF) para otorgar certificados de esta norma en los Estados Unidos.

Esta certificación en Gestión de Activos permite asegurar la optimización de costos y una gestión eficiente de los riesgos y el desempeño; con el objetivo de garantizar procesos más robustos, orientados hacia la calidad y la excelencia operacional. Esto se ha traducido para la República Dominicana en ahorros de más de 2,500 millones de dólares al proveer la electricidad más costo-eficiente.

Otro hito en la gestión es que, en el 2018, AES Dominicana fue reconocida con el “Premio Nacional a la Calidad del Sector Privado de República Dominicana”, a través de la generadora “AES Andrés”, por mostrar excelentes resultados de gestión y estándares de calidad de clase mundial. Este reconocimiento es el máximo galardón que se entrega en el país, y destaca a las empresas dedicadas a la producción de bienes y servicios por sus esfuerzos en mejorar su desempeño, competitividad y desarrollo sostenible.

Asimismo, en un hecho sin precedentes, las tres generadoras que componen el portafolio de negocios de AES Dominicana, AES Andres, Dominican Power Partners (DPP) e Itabo, también resultaron ganadoras de Medalla de Oro en el renglón Industria, para un total de cuatro reconocimientos.

Alineados a la misión de mejorar vidas acelerando un futuro energético más seguro y sostenible, AES mantiene el Sistema Ambiental a través del cual monitorea, mide y asegura que las operaciones se realizan de forma responsable con el medio ambiente, y también se mantiene innovando con alternativas de energía limpia.

Ejemplo de esto son las plantas de generación fotovoltaica (energía solar), almacenamiento de energía, aprovechamiento del agua de mar para generación con una mini hidroeléctrica, y por supuesto, mantener las operaciones con Gas Natural, combustible amigable con el ambiente. En ese mismo sentido, se mantiene en desarrollo de nuevos proyectos de generación renovable.

¿De qué trata el proceso de reconversión a gas natural y cómo impacta en el mercado eléctrico del país?

La reconversión a gas natural de unidades de generación es una iniciativa importante y un ejemplo a replicar en todo el territorio nacional, ya que permite la recuperación y el uso eficiente de los activos existentes a base de gas natural. Es decir, tomar activos existentes de generación en los puntos óptimos que el sistema eléctrico los necesita, y crear las condiciones que permitan su transformación para el uso de un combustible más noble en términos económicos y de sostenibilidad.

Las conversiones de tres plantas generadoras ubicadas en el Este del país han sido posible gracias a la construcción del Gasoducto del Este, un proyecto ejecutado bajo la sociedad Energía Natural Dominicana (ENADOM, una alianza estratégica entre los grupos AES Dominicana y Energas).

¿Cuáles han sido las repercusiones de estos proyectos e iniciativas en la economía dominicana? ¿Cómo podemos medir y evaluar su impacto?

Con la construcción del gasoducto ha sido posible la conversión de los primeros 750 megavatios procedentes de tres plantas generadoras que usaban derivados del petróleo a gas natural: las centrales eléctricas Quisqueya I, Quisqueya 2 y CESPM, teniendo éste la capacidad de incrementar hasta 1,100 MW.

Estas conversiones tienen un impacto a la economía que podemos medir de diferentes maneras. Por cada dólar invertido, se proyecta un ahorro de tres dólares al Estado Dominicano durante los siguientes 10 años.

Esa misma inversión reducirá las emisiones anuales de dióxido de carbono en 892,000 toneladas anuales, lo que equivaldría a eliminar las emisiones de 189,000 vehículos anuales.

El gran reto que tenemos como nación, hacia adelante, es poder replicar este modelo de éxito en todos los puntos del país, garantizando así el uso eficiente de los recursos financieros y territoriales. En ese sentido, el país debe involucrarse en una profunda planificación, junto a los actores del sector energético, para definir las acciones que permitan una mayor penetración de energías renovables y la expansión de las infraestructuras de gas natural en todo el territorio nacional, a partir de las ya existentes, como solución de optimización de activos y recursos.

¿Qué representa para el país el terminal de gas natural en la línea noroeste y la central de generación de energía? ¿Es, en consecuencia, una contribución en el ahorro económico de los consumidores y una solución sostenible para el medioambiente?

La función estatal de planificación energética de largo plazo debe velar constantemente por el uso racional, adecuado y de optimización de los recursos y costos para el sistema.

Actualmente, República Dominicana cuenta con uno de los parques de generación eléctrica más eficientes, resilientes y redundantes de toda la región centroamericana y del Caribe; por tanto, las futuras planificaciones deben apuntar hacia qué realmente requiere el sistema eléctrico nacional para solventar los constantes problemas que afectan la población, así como las trabas y pérdidas que impiden que los actuales costos de generación beneficien mayoritariamente a los hogares y a las micro, medianas y pequeñas empresas e industrias, en especial en un escenario de recuperación tras el devastador paso de la pandemia producida por la enfermedad del COVID 19.

Explicado de otro modo, continuar invirtiendo en nuevos parques de generación cuando no existe demanda, tiene un efecto de contracción económica ya que los países deben subsidiar dichos proyectos mediante mayores costos para el sistema. Además, tienen un efecto indiferente en términos de beneficio para la población y las mypimes, ya que las pérdidas en materia de distribución impiden el derrame de ese beneficio hacia el usuario final.

Ante este panorama que nos describe, ¿Cuáles soluciones plantea AES Dominicana? ¿Cuál es su visión?

Nuestra visión es que, en materia de generación eléctrica, se propicie el rescate de los puntos de generación que tengan vocación de conversión al uso de gas natural, llevando gasoductos desde los ya existentes hasta estos puntos, lo cual tendría ahorros superiores a US$700 millones, en comparación con cualquier otra solución.

En lo que respecta a las soluciones energéticas en la región Norte del país, en donde actualmente la demanda es muy baja, en comparación con las zonas del Cibao central por ejemplo, nuestra visión es que debe incentivarse aceleradamente la incorporación de proyectos de fuentes renovables, como viento y solar, apalancados en tecnologías como los sistemas de almacenamiento de energía.

La belleza de los proyectos a escala de generación eléctrica radica en su rapidez de desarrollo, la modularidad que permite a las naciones planificar y construir exactamente la cantidad de generación eléctrica que habrán de demandar año por año, sin incurrir en costos innecesarios hacia el usuario final, por supuesto, su adaptabilidad a ambientes renovables que pueden ser frágiles a otras tecnologías.

¿Cuál es su punto de vista, de cara a la viabilidad, sobre que en la zona del noroeste se invierta en energía limpia, como la solar y la eólica?

Es la zona Noroeste cuenta con una de las mayores irradiasiones solares para desarrollar proyectos fotovoltaicos. Y de acuerdo con estudios realizados, también es muy favorable para los proyectos eólicos.

La principal ventaja que tiene el caso de los parques solares es que se pueden construir de manera modular, para satisfacer demandas identificadas (por ejemplo, si la demanda son 100 megavatios, se pueden realizar en menor tiempo y costo que unidades térmicas convencionales). En este momento, AES Dominicana tiene bajo construcción el proyecto fotovoltaico de Bayasol que aportará 58 megavatios de energía limpia y entrará en operación comercial a partir del primer trimestre del 2021.

Además de esto, tiene dos proyectos en desarrollo; uno en la línea Noroeste de 100 megavatios de energía fotovoltaica, en sociedad con el Grupo Linda, y otros 50 megavatios en Baní.

“En el 2023, el país podrá prescindir de derivados de petróleo para generación”, se pudo conocer que fue su opinión a los medios de comunicación, ¿Cuál es el soporte de tal afirmación, que significaría un cambio trascendental para el país?

Abogamos para que el mercado local y regional pueda contar con una matriz de combustibles y tecnologías resilientes, las cuales garanticen la seguridad energética para que no responda a los factores de volatilidad a los que estamos acostumbrados.

Por eso, promovemos una matriz diversa de tecnologías más eficientes y sustentables como es el caso de la combinación de gas natural + renovables y los sistemas de baterías.

La Fundación AES Dominicana como ente de Responsabilidad Social Corporativa en la República Dominicana, ha estado entregando donativos en comunidades, centros de atención a la salud, universidades, a colaboradores y familiares para apoyar las medidas de prevención contra la propagación del virus. En cifras a ¿cuánto asciende ese aporte a la colectividad dominicana, para mitigar la afectación por el COVID-19?

En este tiempo de pandemia, AES Dominicana se suma a esfuerzos colectivos e individuales para apoyar al país a superar esta situación que ha impactado fundamentalmente la salud pública y el aspecto social, especialmente de la población más vulnerable.

En ese aspecto, definimos un plan de apoyo dirigido a las comunidades donde tenemos presencia y a entidades que contribuyeron de manera nacional.

¿Es la gestión, en el grupo energético AES, integrada y adecuada considerando las desigualdades e inclusión en tiempos de crisis?

Entre las acciones realizadas citamos;

Provisión de insumos de productos de protección personal para el equipo médico y pacientes de Hospitales, Policía Nacional, AMET, Bomberos, Cruz Roja, Defensa Civil y el Ayuntamiento de la comunidad de Haina y Boca Chica y La Caleta.

Donación de kits de higienización y limpieza a la junta de vecinos y al Hospital de las comunidades Boca Chica, Los Mina y Los Bajos de Haina.

Apadrinamiento de energía para cinco hospitales que atienden casos de coronavirus.

Contribución a la Universidad Tecnológica de Santo Domingo (INTEC) para la realización de respiradores para donar.

Contribución con raciones de alimentos para ser distribuidas entre más de 4,000 familias para las comunidades Haina, Los Mina y Boca Chica.

Contribución económica a las Asociación para el Desarrollo INC. Zona Norte del país (APEDI) para la adquisición de equipos y materiales para ayudar a la prevención de la pandemia del COVID-19. Así como; pruebas rápidas estandarizadas, un vehículo tipo Van para transporte de fallecidos, equipos laboratorio para hemogramas, mascarillas, equipos de protección personal (EPP) y raciones alimenticias, entre otros

¿Qué hace a AES ser una empresa tan competitiva?

Definitivamente, el espíritu conjunto de su gente y una gerencia global que invita a la innovación constante que alberga todas las ideas como atendibles. Esto nos permite transformarnos a alta velocidad y liderar el cambio.

¿Qué significado tiene para Edwin De los Santos construir el futuro energético más seguro y más verde?

La concepción tradicional que hemos visto de la energía ha cambiado para siempre. Estamos en un mundo más dinámico y empoderado que dicta las pautas del cambio constante. Y aun cuando se habla erróneamente de tecnologías de transición, la realidad es que la transición será permanente y continuaremos viendo modelos que reemplazan otros modelos, y la obsolescencia de paradigmas será cada vez más acelerada.

Por tanto, debemos ir liderando este cambio constante hacia el logro de ese objetivo de tener un futuro sostenible, dejando hoy las bases que permitan a las siguientes generaciones la transformación continua.

Esa es la garantía de que habremos cumplido nuestra misión de ayudar al prójimo, hoy y mañana.

Estudiantes: Jose Reuel Diaz, Santiago Cuadra, Génesis Pérez, Esli Durano Jr y Jorge Amaury Cabral.