Mujeres Factor de Éxito

El Juneteenth celebrado con fiestas, eventos y reflexión sobre el fin de la esclavitud

Aunque muchos han visto el fin de semana largo como una oportunidad para acudir a fiestas, otros exhortaron a reflexionar en silencio sobre el trato opresivo y a menudo violento en Estados Unidos a sus ciudadanos de raza negra. Y otros más han advertido lo extraño de celebrar un feriado federal que conmemora el fin de la esclavitud en el país mientras muchos de sus ciudadanos intentan evitar que se imparta esa enseñanza en las escuelas públicas.

“¿Acaso el Juneteenth es el único feriado federal del que algunos estados han prohibido que se enseñe su historia y relevancia?”, preguntó la escritora Michelle Duster en Twitter, refiriéndose a las medidas que se han implementado en Florida, Oklahoma y Alabama para prohibir un programa de Estudios Afroamericanos de Colocación Avanzada o la enseñanza de ciertos conceptos de raza y racismo.

El feriado federal del lunes conmemora el día de 1865 en el que personas esclavizadas en Galveston, Texas, supieron que habían sido liberadas, dos años después de la Proclamación de Emancipación.

Durante el fin de semana del Juneteenth, una iglesia católica de Detroit dedicó su misa a exhortar a sus feligreses a profundizar sobre las lecciones de esta fecha.

“Para poder tener justicia, debemos trabajar por la paz. Y para poder tener paz debemos trabajar por la justicia”, declaró John Thorne, director ejecutivo de la Alianza Pastoral Católica de Detroit, en su discurso a la congregación en el templo católico Gesu.

De pie frente a pinturas de Jesús y María de raza negra, Thorne dijo que el Juneteenth es un día de celebración, pero también “tiene que ser mucho más”.

Era importante hablar sobre el Juneteenth durante la misa del domingo, dijo el sacerdote Lorn Snow a un reportero al concluir la ceremonia.

“La lucha aún no termina. Hay mucho trabajo por hacer”, añadió.

La mayoría de los estadounidenses de raza negra están de acuerdo en ello, según una encuesta reciente. El 70% de los adultos de raza negra a los que AP-NORC entrevistó señalaron que se necesita hacer “mucho” para lograr que la policía le dé un trato igualitario a los negros. Y los estadounidenses de raza negra tienen problemas de salud significativamente más graves que los blancos en diversas áreas, incluidas las tasas de mortalidad materna, asma, hipertensión y el mal de Alzheimer.