IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Rio Tinto invierte 918 millones de dólares en una mina de cobre en Estados Unidos

Está previsto que el área de North Rim Skarn comience a producir en 2024, con un aumento previsto en dos años. Se prevé que produzca unas 250.000 toneladas adicionales de cobre extraído en los próximos 10 años junto con las operaciones a cielo abierto.

Además, el grupo minero ha invertido 300 millones de dólares en reconstruir la fundición de la mina de cobre de Kennecott.

La reconstrucción, que se considera la mayor de la historia de Kennecott, comenzó el mes pasado.

Asimismo, Rio Tinto está invirtiendo 120 millones de dólares en renovar la estructura de los tanques de la refinería, así como en actualizar el circuito de flotación del molibdeno de Kennecott con un sistema avanzado y totalmente automatizado.

El objetivo de esta modernización es permitir que la mina de cobre de Kennecott siga suministrando un producto de alta calidad a sus clientes.

El director de operaciones de cobre de Rio Tinto, Clayton Walker, declaró: "Estamos invirtiendo para construir una mina subterránea de clase mundial en Kennecott y fortalecer nuestras instalaciones de procesamiento, para satisfacer la creciente demanda de cobre en los Estados Unidos, un material clave para la fabricación nacional y la transición energética".

"Esta inversión posicionará a Kennecott para continuar con la fuerte contribución que ha hecho como parte de la comunidad de Salt Lake Valley durante 120 años, inyectando alrededor de $ 1,5 mil millones anuales a la economía local de Utah."

En septiembre de 2022, Rio Tinto sancionó una inversión de 55 millones de dólares para iniciar la explotación subterránea en una zona conocida como Lower Commercial Skarn (LCS) en la mina de cobre de Kennecott.

La producción subterránea dentro de LCS comenzó en febrero de 2023. Se prevé que produzca un total de unas 30.000 toneladas adicionales de cobre extraído hasta 2027.