Mujeres Factor de Éxito

¿Tomas el metro en Queensboro Plaza? Construcción traerá cambios en tu viaje por dos semanas

Los usuarios del metro que frecuentan la estación de Queensboro Plaza se verán afectados durante dos semanas debido a proyectos de construcción, recordó el miércoles la Autoridad de Transporte Metropolitano, (MTA, por sus siglas en inglés).

Los trenes con destino a Manhattan (7, N y W) evitarán esta estación durante dos semanas, desde el lunes 31 de julio hasta el lunes 14 de agosto, de 5:00 a. m. a 5:00 a. m. Los trabajos consistirán en la demolición, remoción y reconstrucción de la sección media de toda la plataforma con destino a Manhattan, un área de aproximadamente 10,000 pies cuadrados de espacio.

La nueva plataforma se elevará y nivelará para alinearla con los trenes y los bordes de la plataforma recién construida, que se completaron recientemente. Este trabajo es parte de un proyecto de accesibilidad en curso para hacer de Queensboro Plaza una estación totalmente accesible, que incluye la instalación de dos ascensores: uno en la entrada sur de la estación y otro que conecta el entrepiso y las dos plataformas.

Se recomienda a los usuarios del tren que buscan el servicio con destino a Manhattan en Queensboro Plaza a utilizar la estación Queens Plaza accesible por ascensor para evitar tener que retroceder. Queens Plaza tendrá servicio en ambas direcciones durante este tiempo.

Si los clientes ya pagaron una tarifa e ingresaron a la estación Queensboro Plaza, (trenes E, M Y R), pueden tomar un tren con destino a Flushing, (tren 7), hasta 33rd Street-Rawson o un tren con destino a Astoria, (trenes N y W), hasta 39th Av – Dutch Kills para cambiar al servicio con destino a Manhattan.

“Hacer que nuestro sistema de tránsito sea accesible es esencial y, mientras la construcción está en marcha, los clientes que buscan viajar a Manhattan pueden usar la estación Queens Plaza, que ya es accesible y se encuentra a unos 5 minutos a pie de Queensboro Plaza”, dijo el presidente de NYC Transit, Richard Davey. “La accesibilidad es una parte tan integral del transporte público, especialmente para una ciudad como Nueva York, donde millones de pasajeros dependen de ella todos los días, y seguimos comprometidos a brindar estas mejoras de la manera más rápida y eficiente posible”.

Queensboro Plaza es una estación con un alto número de pasajeros, que atiende aproximadamente a 97,000 pasajeros en un día laborable promedio en mayo pasado; esta estimación incluye tanto a los clientes que ingresan en esta estación como a los que se transfieren entre los trenes y, mientras que también se encuentra en el centro de un vecindario de rápido crecimiento que lo convierte en un complejo proyecto de construcción en el corazón de un concurrido acceso de 11 carriles de ancho al puente Ed Koch Queensboro, dos de los cuales son carriles para bicicletas.

Se prevén cambios adicionales en el servicio de fin de semana a finales de este año y en 2024.

Más sobre el proyecto

El proyecto que lleva a cabo la MTA consiste en la construcción de dos ascensores, uno que conecta el nivel de calle y el entrepiso y otro que conecta el entrepiso con ambas plataformas. El proyecto también constará de:

  • Ampliación del entrepiso en aproximadamente 2,300 pies cuadrados, mejorando el flujo de clientes dentro de la estación.
  • Nueva iluminación para el entrepiso ampliado.
  • Actualizaciones al puente peatonal.
  • Nuevas áreas de embarque que cumplen con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA), incluidos los nuevos bordes de la plataforma.
  • Actualizaciones a las escaleras existentes de la calle y la estación a los estándares actuales de ADA.
  • El proyecto para construir una entrada accesible en el lado sur tiene un presupuesto de $ 74 millones y se espera que esté terminado para el tercer trimestre de 2024.

Las mejoras de accesibilidad de la estación también incluirán mejoras de seguridad y comunicación, como un sistema de alarma contra incendios, la instalación de un nuevo sistema de cámaras de seguridad, un nuevo sistema de megafonía y pantallas de información digital, que ofrecen una mejor comunicación con anuncios más claros y un mayor acceso a la información a través de medios digitales.