Mujeres Factor de Éxito

Imperdibles del Museo de Arte Moderno de Nueva York

Durante casi un siglo, el museo ha mostrado su colección de arquitectura moderna, diseño, dibujo, pintura, escultura, fotografía, cine y medios digitales.

El  Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA)  fue fundado por los patrocinadores del arte Lillie P. Bliss, Mary Quinn Sullivan y Abby Aldrich Rockefeller.

En la década de 1920 buscaron desafiar las políticas conservadoras de los museos tradicionales y establecer una institución dedicada al arte moderno.

Actualmente ubicado en el centro de Manhattan, el museo recibe alrededor de siete millones de visitantes cada año.

Es uno de los destinos de arte más populares del mundo.

En 2019, el MoMA reabrió sus puertas después de un cierre de cuatro meses con la adición de un nuevo edificio.

Entonces se le agregó aproximadamente 40,000 pies cuadrados adicionales a su espacio de exposición.

También renovó su enfoque en la presentación de su colección, que ahora incluye casi 200,000 obras de arte que abarcan los últimos 150 años.

La colección se rota cada cierto tiempo y se crean miniexposiciones dedicadas a artistas específicos, épocas, medios o ideas.

Los primeros tres

Hirschl Orley, directora asistente de asuntos curatoriales del MoMA, sugiere obras de interés que se exhiben actualmente en la colección del museo.

Retrato de Joseph Roulin, 1889 (Piso 5, 502). El retrato de Vincent van Gogh de su cartero y amigo, Joseph Roulin, fue incluido en la primera exposición de MoMA.  

“Paula Modersohn-Becker, Autorretrato con Dos Flores en su Mano Izquierda Alzada, 1907 (Piso 5, 504)”

El Paula Modersohn-Becker es una de las primeras pinturas realizadas por una artista femenina que actualmente se exhiben.

 Captura a la artista embarazada apoyando una mano en su vientre y sosteniendo dos flores en pleno florecimiento en la otra.  

El gran cuadro de Henri Rousseau, “El Sueño” 1910 (Piso 5, 503, ha cambiado de lugar varias veces en todo el museo.

Cuando el MoMA construyó su nuevo edificio r se colocó “El Sueño”. Rousseau, que trabajaba como recaudador de peajes e impuestos, era autodidacta.

Sus escenas de selvas y desiertos, todas imaginarias, influyeron en varios artistas de vanguardia de la época, incluyendo a Picasso y los Surrealistas.

Henri Matisse, La Ventana Azul, 1913 (Piso 5, 506)  es la única vista que Henri Matisse pintó del exterior de su estudio en Issy-les-Moulineaux.

Cuelga en una galería dedicada al artista, donde una exposición reciente construida en torno a sus piezas del “Estudio Rojo” incluyó esta obra.

Cuarto y quinto

 Eileen Gray, T3-12 (E-1027), c. 1935 (Piso 5, 513). Eileen Gray fue una arquitecta y diseñadora cuyo trabajo conecta las colecciones de arquitectura y diseño.

El museo está utilizando las rotaciones de la colección para evaluar dónde necesita agregar piezas a su acervo, y este fue uno de esos lugares.

Jacob Lawrence, Las estaciones de ferrocarril en el sur estaban abarrotadas de personas que se iban al norte, 1940-41 (Piso 5, 520).

La “Serie de la Migración” de Jacob Lawrence están en diálogo entre sí en esta galería.

Consta de 60 pinturas al temple sobre tabla que representan el éxodo de los afroamericanos desde el sur hacia el norte industrial a partir de la década de 1910.

Por otra parte el afrofuturismo invade los espacios en los Estados Unidos destacándose en programas de museos en todo el país.