Mujeres Factor de Éxito

Manhattanhenge o Solsticio de Manhattan: un privilegio que solo los turistas y residentes de Nueva York pueden disfrutar

El Solsticio de Manhattan, conocido popularmente como Manhattanhenge, es un fenómeno que ocurre dos veces al año en la isla de Manhattan, Nueva York. Aunque se desconoce el origen exacto de este evento, cada vez más turistas y residente.

¿Qué es exactamente el Manhattanhenge ?

Este fenómeno ocurre cuando el sol se pone de manera precisa alineándose con los rascacielos de Manhattan, creando una impresionante vista. Situaciones similares pueden ser presenciadas en otras ciudades con una abundancia de rascacielos.

En 1997, el reconocido astrofísico Neil deGrasse Tyson acuñó el término por primera vez, al notar la similitud entre este fenómeno y la disposición de las piedras en Stonehenge.

¿Cuándo será el siguiente?

La próxima oportunidad para presenciar este increíble evento ocurrirá el 12 de julio a las 20:20 y el 13 de julio a las 20:21, hora local. Falta muy poco para disfrutar de este asombroso acontecimiento en un lugar espectacular.

El Manhattanhenge atrae a una gran cantidad de turistas que visitan Nueva York con el objetivo de ser testigos de este evento único. Sin embargo, también es apreciado por los residentes de la ciudad, quienes consideran a este fenómeno como parte de su identidad.

¿Desde dónde ver el Manhattanhenge?

La experiencia de presenciarlo es verdaderamente única. Los turistas y residentes a menudo se reúnen en puntos clave a lo largo de las calles este-oeste de Manhattan para apreciar el espectáculo. En las calles 14, 34, 42, 57 y 79 son algunos de los sitios idílicos y favoritos para presenciarlo.

Además de ser un evento visualmente impresionante, el Mantattanhenge también tiene un fuerte significado simbólico para muchos neoyorquinos. Representa la conexión entre la naturaleza y la arquitectura de la ciudad, recordándoles a los habitantes de Nueva York el poder y la belleza de la naturaleza en medio de un entorno urbano.

En conclusión, este fenómeno es un privilegio, este evento único, que ocurre dos veces al año, ofrece una experiencia visualmente impresionante y un fuerte significado simbólico.

Fuente

Tiempo