Mujeres Factor de Éxito

Tecnólogos latinos a la vanguardia de la revolución de la IA

La inteligencia artificial (IA) puede significar muchas cosas diferentes. Incluso a los expertos les cuesta ponerse de acuerdo en una definición única, pero la mayoría considera que la IA es una rama de la informática que permite a los ordenadores hacer predicciones y tomar decisiones para resolver problemas. Asimismo, nadie duda de que la IA está transformando el mundo tal y como lo conocemos, aportando soluciones innovadoras en sectores que van desde la sanidad al transporte.

El Dr. Juan Gilbert, profesor de la Universidad de Florida centrado en la aplicación de la IA para resolver problemas sociales, culturales y organizativos complejos, dijo en una entrevista de 2019 con la revista Forbes: “Mientras tengamos líderes diversos, tenemos la oportunidad de una participación equitativa en la revolución de la IA”. Hay muchas oportunidades en el campo, dijo Becky Frankiewicz, la presidenta de ManpowerGroup para Norteamérica. Tras la pandemia, la relación de poder entre empresa y empleado bascula a favor de este último, y “el 80% de las empresas no encuentra perfiles tecnológicos”, indicó. Un grupo dedicado de latinos expertos está trabajando activamente para cerrar la brecha y abordar los desafíos que enfrentan sus comunidades.

Laura Montoya, fundadora y directora ejecutiva de Accel.AI, lanzó la organización sin fines de lucro en 2016 con la misión de impulsar la inteligencia artificial para iniciativas de impacto social. Montoya fue criada por una madre soltera en el área de San Francisco y se ha dedicado a que la educación en IA sea más accesible y diversa, en particular para las mujeres y las personas de color. En una entrevista reciente con el medio Latino Rebels, Montoya habló de la importancia de la representación en el sector tecnológico: “Necesitamos perspectivas diversas en el desarrollo del futuro de los sistemas inteligentes para garantizar que la tecnología que construyamos juntos sea justa y equitativa”.

Montoya también fundó LatinX in AI, una organización que apoya la investigación, el desarrollo, la infraestructura y los programas de tutoría para impulsar la innovación y las capacidades de los profesionales latinos que trabajan en inteligencia artificial, aprendizaje automático y ciencia de datos. “Es un lugar increíble para establecer contactos, compartir ideas y conocimientos. Realmente acelera el desarrollo de la IA en nuestros países”, afirmó Ricardo Carrillo Mendoza, investigador científico del Dahlem Center for Machine Learning and Robotics de Alemania.

Otra líder destacada es Mariana Costa Checa, cofundadora y directora ejecutiva de Laboratoria, una empresa social que enseña programación y competencias digitales a mujeres jóvenes de América Latina. Bajo el liderazgo de Checa, Laboratoria ha inspirado y capacitado a miles de mujeres, proporcionándoles valiosas competencias y oportunidades de empleo en la industria tecnológica. En su discurso en la Cumbre Global de Emprendimiento de 2016, el entonces presidente Barack Obama elogió el trabajo de Costa Checa con Laboratoria: “Cuando dije, ‘el 60% de las mujeres que han pasado por este programa ahora tienen empleo’, me corrigieron – ahora es el 70%. Tenía datos malos. Pero creo que es importante señalar que su éxito ha sido extraordinario”.

Jesse Martínez fundó la Latinx Startup Alliance en California para fomentar un ecosistema de emprendedores tecnológicos latinos. La organización ofrece una comunidad de apoyo y recursos para ayudar a las startups latinas. Ahora con sede en su ciudad natal de Houston, Martínez describió cómo se le ocurrió la idea. “En 2010, quería crear mi segunda empresa y andaba buscando recursos y ayuda. Así que hice algunas búsquedas en Google, pensando: ‘Soy latino, soy fundador de una empresa tecnológica y de una startup. ¿Qué hay para nosotros? Y no había nada. Eso me dejó pensando, ¿Cómo es posible? Estamos en la meca mundial de la tecnología. Nos lanzamos en 2011 con seis personas y la misión de empoderar a los fundadores latinos de tecnología. Hoy somos más de mil miembros en todo el mundo, pero nuestra misión sigue siendo la misma”.

AI4ALL es otra organización que trabaja para aumentar la diversidad y la inclusión en la IA. Aunque no se centra únicamente en la comunidad latina, AI4ALL dirige programas de educación en IA para grupos infrarrepresentados. Tess Posner, CEO de AI4ALL, afirma: “El futuro de la IA debe estar en manos de un grupo diverso de personas, para garantizar que sirva a toda la humanidad”.

Estas organizaciones y muchas más son cruciales para mejorar la representación y la inclusión de los latinos en la IA, dando forma al futuro de la industria para que sea más diversa, equitativa e innovadora.

En el sector sanitario, el Dr. Carlos Guestrin, profesor de informática de la Universidad de Stanford (California), desarrolló una herramienta de IA que puede ayudar a los médicos a pronosticar el desarrollo de enfermedades. Denominada originalmente GraphLab y rebautizada Turi cuando vendió su compañía a Apple, la herramienta puede transformar la atención médica al permitir el tratamiento personalizado y medidas preventivas. En una conversación con GeekWire, el doctor Guestrin afirmó: “El objetivo último de la IA en la atención médica es comprender a los pacientes a un nivel más profundo e identificar la mejor intervención para un individuo”.

César de la Fuente, profesor de bioingeniería en la Universidad de Pensilvania (EE UU) dirige un equipo que recrea material biológico humano extinguido a partir de la inteligencia artificial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años alertando sobre la plaga de microorganismos que eluden a los fármacos existentes y matarán cada año a 10 millones de personas en todo el mundo, más de los que fallecen por cáncer. En esta batalla de dimensiones gigantescas, las armas que usa César de la Fuente son la inteligencia artificial, capaz de detectar miles de moléculas con potencial antibacteriano.

Fuente

El pais