Mujeres Factor de Éxito

Estudio global otorga al sistema de jubilación de EEUU solo una C+

 

En una nueva clasificación de sistemas de jubilación globales, Estados Unidos obtuvo una calificación C+ que lo coloca a la par de naciones como Kazajstán, Colombia, España y Francia. 

El nuevo Índice Global de Pensiones del Mercer CFA Institute, publicado el martes, clasifica los sistemas de ingresos de jubilación en todo el mundo utilizando promedios ponderados de adecuación, sostenibilidad e integridad.  

Amigo de la familia condenado por asesinar a un niño de 9 meses en Sandy Springs
La calificación C+ significa que el sistema de jubilación de Estados Unidos "tiene algunas características buenas pero también riesgos y/o deficiencias importantes que deben abordarse; sin estas mejoras, su eficacia y/o sostenibilidad a largo plazo pueden ser cuestionadas", según el estudio.

Estados Unidos obtuvo 63 de 100 puntos posibles, ubicándose en el puesto 22 entre los 47 países examinados. 

"La cobertura de ahorro para la jubilación y los vehículos de jubilación de calidad institucional siguen fuera del alcance de muchos estadounidenses, lo que crea una importante brecha de adecuación que debe abordarse", dijo en un comunicado Katie Hockenmaier, socia y directora de investigación de contribuciones definidas de Mercer en Estados Unidos. 

Las tres fuentes más comunes de ingresos de jubilación en Estados Unidos son los beneficios de la Seguridad Social, las pensiones de los empleados y los ahorros personales, un trío denominado por los planificadores financieros el "taburete de tres patas".

No todos los trabajadores tienen acceso a un plan de ahorro para el retiro a través del trabajo. Más de la mitad de los estadounidenses no calificaban para un plan de jubilación a través de su trabajo, según un estudio reciente del Economic Innovation Group.

La Seguridad Social sólo reemplaza alrededor del 40% de los ingresos previos a la jubilación del trabajador promedio cuando se jubila, lo que significa que a menudo hay brechas financieras significativas. 

El programa de prestaciones también enfrenta problemas de solvencia a largo plazo , y los últimos hallazgos indican que podría comenzar a quedarse sin dinero ya en 2033. 

A menos que se realicen cambios importantes antes de 2034 para apuntalar el fondo fiduciario, más de 66 millones de estadounidenses verían una reducción de beneficios de entre aproximadamente el 23% y el 25%. 

El estudio de Mercer dijo que Estados Unidos podría mejorar su sistema de jubilación aumentando el pago mínimo de la Seguridad Social para los jubilados de bajos ingresos, mejorando los beneficios adquiridos para las personas con cuentas de ahorro para la jubilación y reduciendo las "fugas previas a la jubilación" al hacer más difícil acceder a esos fondos antes de la jubilación.

Sólo cuatro países (Países Bajos, Dinamarca, Islandia e Israel) obtuvieron una calificación A, lo que significa que tienen un "sistema de ingresos de jubilación sólido y de primera clase que ofrece buenos beneficios, es sostenible y tiene un alto nivel de integridad".