IV Edición: Recursos energéticos & mineros

El encuentro reúne a unos 3.000 participantes entre Gobiernos, pueblos indígenas, sociedad civil y el sector privado

La Semana del Clima de América Latina y el Caribe comenzó este lunes en Panamá con unos 3.000 participantes entre gobiernos, pueblos indígenas, sociedad civil y el sector privado, destacando que se trata de una “región de soluciones” a la crisis climática gracias a su rica biodiversidad.

“Es (América Latina y el Caribe) una región de soluciones. En primer lugar porque acoge la mayor biodiversidad del planeta y, por tanto, la solución de captura de carbono pasa por los bosques, pasa por el 50% de la biodiversidad que está en la región”, dijo en el acto de apertura la gerente de Acción Climática y Biodiversidad Positiva del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe-CAF, Alicia Montalvo.

Montalvo detalló que “estos ecosistemas ayudan a mitigar (y) son una solución para la adaptación” pero “sobre todo también ofrecen servicios ecosistémicos que son clave para resolver el problema del cambio climático”.

Latinoamérica, añadió, es una “región de soluciones en materia de transición energética no solo por el potencial de las renovables (...) sino también por todo lo que se puede hacer y por la vulnerabilidad que supone que la energía hidroeléctrica dependa de los impactos del cambio climático”.

“Por tanto creemos que es una región de soluciones que merece ser apoyada para que se puedan materializar”, apuntó Montalvo en relación a futuras reuniones internacionales para buscar soluciones a la crisis climática, como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), que se celebrará del 30 de noviembre al 12 de diciembre en Dubái.

Además, subrayó, América Latina y el Caribe es “una región de soluciones con fuentes innovadoras como el hidrógeno verde; una región de soluciones por los minerales críticos, un tema importantísimo que hay que tratar con mucha delicadeza, (y) en definitiva una región de soluciones también en materia de transición energética”.