Mujeres Factor de Éxito

Fondos federales para ampliar el metro de la segunda avenida

María Jacobo, residente de East Harlem dice:

"Llega uno tarde porque, uno se levanta la mañanita más agarra el sueño y se quiere cobijar y por eso mismo, necesitamos la verdad en este servicio, quedaría perfecto. ¿llegaría a tiempo?"Llega uno tarde porque, uno se levanta la mañanita más agarra el sueño y se quiere cobijar y por eso mismo, necesitamos la verdad en este servicio, quedaría perfecto. ¿llegaría a tiempo? Llegaría a tiempo. ¿Ya no va a estar corriendo? Ya no, porque va a estar aquí el tren, pido vengo y me subo y ya vámonos".

Se refiere al servicio del tren Q, cuya línea se expandirá desde la calle 96 hasta llegar a la calle 125 y la segunda avenida, en East Harlem.

Las buenas noticias fueron anunciadas el martes por parte del Senador Chuck Schumer y el congresista Adriano Espalliat, quienes señalaron que la administración federal de tr'ansitodará los fondos a la MTA para el proyecto, en el monto de 3,500 millones de dólares, de los casi 8,000 millones que se necesitan.

"Esperamos que va generar 16 mil empleos, actualmente City College, el instituto Rangel está entrenando a muchas de las personas que van a conseguir esos empleos". 

 "Le hemos asignado más de cinco millones de dólares al instituto para que lo entrenen a los jóvenes que van a adquerir estos empleos, y va a movilizar alrededor de 300 mil personas diarias", asegura Espaillat.

La fase dos finalmente será una realidad que creará miles de empleos y dará servicio a más de 100 mil personas que por años han esperado por la expansión de la línea Q, lo que sumaría el servicio entre la calle 106 y 116, las rieles luego conectaran con las líneas de los trenes 4,5 y 6 en la calle 125 y la avenida Lexington.

"Más conveniente porque la gente va a llegar más cerca de su trabajo, más rápido. Es más conveniente para los negocios también, explica Marcelino García.

La línea de la segunda avenida fue propuesta en 1920 y arrancó la fallida construcción en 1970 pero el proyecto fue abandonado por una crisis fiscal en la cuidad.La línea de la segunda avenida fue propuesta en 1920 y arrancó la fallida construcción en 1970 pero el proyecto fue abandonado por una crisis fiscal en la cuidad.

Luis Velesaca también llegaría con más calma a abrir el negocio:

"Esperemos que se haga pronto para beneficio de nosotros y también de toda la comunidad que viven por aquí, ¡cien mil personas!  Si son cien mil personas y la verdad he visto que el Q ha sido un transporte bueno para los que no han tenido acceso hacia la segunda avenida, sostiene.

Por el momento, la MTA no ha dado a conocer la fecha de inicio del proyecto ni el plazo de ejecución de las obras.