IV Edición: Recursos energéticos & mineros

La industria nacional no deja de invertir en automatización

Pese a la desaceleración, la industria colombiana no ha perdido de vista la importancia de modernizarse y de adoptar procesos de automatización que le permite ganar productividad y tener condiciones óptimas de ciberseguridad.

Así lo señala Costantino Mitrosbaras, gerente de Ventas para Usuario Final, Región Andina, de la multinacional Rockwell Automation, que la próxima semana realizará su cumbre anual en Boston.

El directivo explica como la compañía ha crecido a través de adquisiciones en los últimos año para fortalecer la oferta de servicios a sus clientes.

¿Qué evento tienen la otra semana?

Rockwell Automation es una multinacional, la más grande del mundo dedicada a la automatización industrial y a la transformación digital.

Tenemos más de 110 años en el mercado y en Colombia estamos hace más de años.
Realizaremos el Automation Fair, nuestro evento insignia global, que se hace cada año en Estados Unidos. Este año lo haremos en Boston del 6 al 9 de noviembre.

¿Qué expectativas tienen?

Esperamos reunir más de 15.000 personas de todo el mundo. Estamos reuniendo temáticas de eventos que tradicionalmente hacemos en el año y en esta edición decidimos integrarlos.

¿Cuántas empresas colombianas van?

De la región Andina van más de 100 personas de los países de Centroamérica, las islas del Caribe, Ecuador, Venezuela y Colombia. Del país van cerca de 35.

¿Cómo está la industria al nacional al respecto?

Este no es un tema nuevo y es un aspecto muy relevante y muy necesario para las compañías.
Cerca del 70% de las compañías industriales en Colombia tienen algún nivel de automatización en su proceso de manufactura, independiente de que lo hagan con nosotros o con otra tecnología.

Rockwell en Colombia viene, específicamente, con un ritmo de crecimiento acelerado, con ventas de doble dígito sostenido en los últimos cinco años y tiene una estrategia a nivel global también de crecimiento acelerado en sus ventas.

En el país hay buena adopción de la tecnología en automatización industrial y de transformación digital, con algunas empresas liderando, obviamente son las más grandes, pero también vemos empresas de tamaño mediano incursionando por ejemplo en aspectos de ciberseguridad industrial.

¿Qué tan receptivas son las empresas colombianas en torno a la importancia de la automatización?

Si comparamos la industria colombiana con la de Estados Unidos o la europea, vamos a encontrar niveles diferentes de automatización.

Respecto a la receptividad y la adopción ha sido un proceso en el que hemos visto niveles de inversión interesantes por parte de la industria colombiana.

Esto se nota más en la industria de Oil & Gas y en la de alimentos y bebidas, las actividades en las que tenemos una presencia importante, todavía con un camino por recorrer.

Ayudamos a los clientes a entender en qué parte de ese camino se encuentran, y a trazar un plan para actualizar sus operaciones a la última tecnología, que sean seguras, que aumenten la productividad y la sostenibilidad.

En resumen, vemos una buena adopción con una potencial de crecimiento también.

¿Ve menor ánimo de inversión por la coyuntura?

Nosotros no hemos visto una desaceleración en las inversiones. Para el caso de Colombia hemos venido teniendo un crecimiento sostenido de doble dígito desde los últimos cinco años y nuestra expectativa para los siguientes cinco es mantener este ritmo.

¿Cuáles son las novedades de la compañía en la oferta al mercado?

Son muchas, pero se me vienen a la cabeza dos: nuestro portafolio de ciberseguridad industrial ha venido creciendo en los últimos dos años mediante alianzas y mediante adquisiciones. El crecimiento inorgánico se ha convertido en una estrategia bastante relevante para la compañía en los últimos años.

Tenemos la adquisición de Verve Industrial Protection, de Estados Unidos, de servicios y software de ciberseguridad, ampliando la oferta de Rockwell con un sistema de inventario de activos y una solución de gestión de vulnerabilidades líder en la industria.

Y está la compra de Clearpath (Canadá), líder en robótica autónoma para aplicaciones industriales.

Los robots móviles autónomos (AMR sigla en inglés) van por los pisos de las plantas transportando material y permite que las personas se puedan enfocar en labores un poco diferentes y que puedan explotar más sus capacidades y no sencillamente hacer el transporte de material.

¿Qué pasa con las preocupaciones del talento sobre el relevo por máquinas?

Es un paradigma en el imaginario de las personas, cuando se automatiza un proceso la conclusión natural es que quien hacía ese proceso se quedó sin trabajo.

Sin embargo, la experiencia en Colombia nos dice que son muy pocas las personas que son remplazadas por la tecnología de automatización industrial.

Más bien, los clientes comienzan a enfocar a ese recurso humano que antes se dedicaban a tareas operativas y repetitivas y en algunos casos muy manuales en tareas diferentes que le agregan mucho más valor a la compañía.