Mujeres Factor de Éxito

México y EE.UU. revisarán temas económicos, de frontera y drogas en la cumbre de APEC

"La relación económica es muy importante entre los dos países. Hemos llegado a un comercio de 855.000 millones de dólares, somos el primer socio comercial de Estados Unidos y las inversiones extranjeras que provienen de Estados Unidos, este año estamos hablando de unos 15.000 millones de dólares, de un total de 32.000 millones de dólares que llegan a México, casi la mitad", expresó Bárcena sobre la reunión entre los mandatarios, que será el próximo viernes.

La diplomática, quien acompaña al gobernante mexicano en una gira en el norteño estado de Sinaloa, señaló que el segundo tema es el desarrollo de la frontera.

"Eso se está haciendo en coordinación con la Secretaría de la Defensa (Sedena) porque tenemos 60 puntos de entrada entre Estados Unidos y México y la idea es mejorar la infraestructura del lado mexicano y también del lado norteamericano (estadounidense), como el caso de la garita de Otay en Tijuana", señaló.

Las drogas sintéticas en general, son el tercer tema, explicó Bárcena, quien dijo que "México ha hecho mucho trabajo" y "tiene mucho que mostrar" sobre el aseguramiento de metanfetaminas.

"Se tendrá que hablar de la cadena de valor del fentanilo, particularmente los precursores que vienen principalmente de Asia y cómo hacer un mejor control de lo que sale de Asia, de lo que llega a México", expuso.

Mientras que el tema más relevante, indicó Bárcena, es el de la migración, con resultados muy concretos después del encuentro de 10 Gobiernos latinoamericanos el 22 de octubre en Palenque, México.

"Y (hablaremos de) cómo podemos tomar acciones ya no solamente entre México y Estados Unidos, sino entre todos estos países de Centro y Suramérica", indicó

El lunes, López Obrador expresó que insistirá a Biden en un plan de ayuda de Estados Unidos para Latinoamérica para afrontar la migración en la región.

El mandatario planea llevarle la propuesta alcanzada tras la cumbre migratoria que albergó México el 22 de octubre con Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Haití, Honduras, Panamá y Venezuela, que concluyó con un rechazo a las "medidas coercitivas" y la petición de más alternativas legales para la migración.