Mujeres Factor de Éxito

PIB crece un 1,3% en el tercer trimestre en EEUU, superando las expectativas

En términos anualizados, este crecimiento representó un sólido 5,2% entre julio y septiembre, una revisión al alza de tres décimas en comparación con las estimaciones preliminares. 

El repunte económico de EEUU refleja un notable aumento respecto al 2,1% registrado en el segundo trimestre, destacando la resiliencia y la fortaleza de la economía estadounidense, destaca Europa Press.

La aceleración del PIB se atribuye principalmente a incrementos en el gasto de los consumidores, la inversión en inventarios privados y un repunte en las exportaciones. Estos factores fueron parcialmente compensados por una desaceleración en la inversión fija no residencial, mientras que las importaciones experimentaron un aumento.

La divergencia económica entre Estados Unidos y la zona euro se consolida, ya que, a diferencia de la primera potencia mundial, la economía de la zona euro sufrió una contracción del 0,1% entre julio y septiembre

La divergencia económica entre Estados Unidos y la zona euro se consolida, ya que, a diferencia de la primera potencia mundial, la economía de la zona euro sufrió una contracción del 0,1% entre julio y septiembre, mientras que en el Reino Unido la actividad se mantuvo estancada.

Mathias Cormann, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), ha señalado la exposición de la zona euro a los cambios en los precios de la energía como un factor determinante. 

Destacó que la economía estadounidense experimentó un crecimiento del consumo más fuerte, impulsado por niveles de apoyo y el uso de ahorros acumulados por parte de los consumidores.

La OCDE ha revisado al alza sus proyecciones para Estados Unidos, estimando un crecimiento del 2,4% en 2023 y del 1,5% en 2024. 

En contraste, para la zona euro, aunque se mantiene la previsión de crecimiento del 0,6% para este año, se ha reducido en dos décimas la proyección para 2024, situándola en el 0,9%, con la esperanza de un rebote hasta el 1,5% en 2025.

na revisión al alza de tres décimas en comparación con las estimaciones preliminares. 

El repunte económico de EEUU refleja un notable aumento respecto al 2,1% registrado en el segundo trimestre, destacando la resiliencia y la fortaleza de la economía estadounidense, destaca Europa Press.

La aceleración del PIB se atribuye principalmente a incrementos en el gasto de los consumidores, la inversión en inventarios privados y un repunte en las exportaciones. Estos factores fueron parcialmente compensados por una desaceleración en la inversión fija no residencial, mientras que las importaciones experimentaron un aumento.

La divergencia económica entre Estados Unidos y la zona euro se consolida, ya que, a diferencia de la primera potencia mundial, la economía de la zona euro sufrió una contracción del 0,1% entre julio y septiembre

La divergencia económica entre Estados Unidos y la zona euro se consolida, ya que, a diferencia de la primera potencia mundial, la economía de la zona euro sufrió una contracción del 0,1% entre julio y septiembre, mientras que en el Reino Unido la actividad se mantuvo estancada.

Mathias Cormann, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), ha señalado la exposición de la zona euro a los cambios en los precios de la energía como un factor determinante. 

Destacó que la economía estadounidense experimentó un crecimiento del consumo más fuerte, impulsado por niveles de apoyo y el uso de ahorros acumulados por parte de los consumidores.

La OCDE ha revisado al alza sus proyecciones para Estados Unidos, estimando un crecimiento del 2,4% en 2023 y del 1,5% en 2024. 

En contraste, para la zona euro, aunque se mantiene la previsión de crecimiento del 0,6% para este año, se ha reducido en dos décimas la proyección para 2024, situándola en el 0,9%, con la esperanza de un rebote hasta el 1,5% en 2025.