Mujeres Factor de Éxito

Estados Unidos espera volver a la superficie de la Luna en enero

Los objetivos científicos de la misión son estudiar la exosfera lunar, las propiedades térmicas y la abundancia de hidrógeno del regolito lunar.

Además los campos magnéticos y el entorno de radiación. También probará paneles solares avanzados.

Peregrine Mission 1 fue seleccionada a través de la iniciativa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) de la NASA, en la que la NASA contrata a un socio comercial, en este caso Astrobotic, que proporciona el lanzamiento y el módulo de aterrizaje.

Peregrine Mission 1 tiene aproximadamente 1,9 m de alto y aproximadamente 2,5 m de ancho.

Es un cuerpo principal en forma de caja que se asienta sobre cuatro patas de apoyo, informa la NASA.

Lo que llevarán a la Luna
La misión transportará unas diez cargas útiles de distintos tipos; el módulo de aterrizaje tiene una capacidad de masa de carga útil de 90 kg.

La carga útil científica incluye el conjunto de retrorreflectores láser (LRA) y el espectrómetro de transferencia lineal de energía (LETS).

También el sistema de espectrómetro volátil de infrarrojo cercano (NIRVSS), el espectrómetro de masas con trampa de iones PROSPECT (PITMS) y el sistema de espectrómetro de neutrones (NSS).

El lanzamiento se llevará a cabo desde Cabo Cañaveral en un cohete Vulcan Centaur de United Launch Alliance.

El lanzamiento está programado para el 24 de diciembre del 2023 como muy pronto, con una ventana que se extiende hasta el 26 de diciembre y otra oportunidad de lanzamiento en enero.

Después de una órbita terrestre de tres a 33 días y un crucero hacia la Luna, seguido de una fase de órbita lunar de 4 a 25 días, descenderá y aterrizará en Sinus Viscositatis (Bahía de la Pegajosidad) adyacente a los Domos Gruitheisen en el borde noreste de Oceanus Procellarum (Océano de Tormentas).