Mujeres Factor de Éxito

Controversia genera programa de Tarifa de Congestión de NYC

El martes en la mañana comenzó una manifestación en Unión Square con defensores de los precios de las tarifas por congestión, con funcionarios electos, y el presidente de la MTA Janno Lieber. Estos se unen en apoyo de que se aprueben las recomendaciones de los costos de peaje ya que creen que son necesarios, para, entre otras cosas, mejorar la calidad del aire y tener menos tránsito en la Ciudad de Nueva York.

Por el otro lado, dueños de restaurantes, empresarios de la zona y de Nueva Jersey, están en contra del pan. Ellos sostienen que el impuesto es injusto y que será un golpe para los que no podrán pagar casi $4,000 al año.

El programa es el primero en Estados Unidos que propone un peaje basado en zonas y que fue aprobado por el Gobierno federal.

Lo que todavía no está claro es cuánto costará y quién pagará. Sin embargo, esa respuesta estaría muy cerca debido a que la Junta de Revisión de Movilidad del Tráfico, (TMRB, por sus siglas en inglés), encargada de diseñar el programa, entregó el informe de recomendaciones de tarifas a la junta de la MTA que se darán a conocer el jueves.

Cuáles son los puntos controversiales
Después de reservar un cliente para su restaurante esta semana, el propietario Julio Peña detalló sus propias reservas sobre los precios por congestión.

"Que nos impongan tarifas de congestión será un golpe mortal", dijo Peña, mientras se encontraba con dos congresistas el lunes que han sido críticos constantes del primer plan de peaje de la MTA en el país, entre los congresistas se encuentra El demócrata de Nueva Jersey Josh Gottheimer.

"Son los viajeros cotidianos los que de repente no podrán permitirse los 15 dólares al día, casi 4.000 dólares al año", dijo Gottheimer.

El representante republicano del condado de Rockland, Mike Lawler, también compartió sentimientos similares.

“No es más que una apropiación de dinero. Es una estafa", dijo Lawler.

Sin embargo, Richard Davey, presidente de MTA Transit, dijo que el plan será bueno para el medio ambiente, los vehículos de emergencia y el transporte público.

"Se llama calidad del aire. Se llama vehículos de emergencia moviéndose. Y, para los propósitos de mi trabajo, se llama autobuses moviéndose", dijo Davey.

El plan tiene muchos detractores. Un gran esfuerzo de retroceso bipartidista, respaldado por legisladores de ambos lados del río Hudson, buscó evitar que los conductores pagaran más para llegar a la ciudad.

Algunos legisladores en Nueva Jersey, entre esos el gobernador Phil Murphy, han dicho que el plan es injusto porque los automovilistas ya pagan peajes en puentes y túneles para ingresar a Nueva York, y el dinero de la tarifa de congestión no se usará para mejorar el transporte público en Nueva Jersey.

Por su parte, el presidente de tránsito de la MTA dijo que el dinero proveniente de los precios por congestión generará miles de millones de dólares para mejoras en el metro y los autobuses. También desestimó la reacción del Congreso como un truco político, describiéndolos como "dos funcionarios electos de los frondosos suburbios de algún lugar al norte de la ciudad y algún lugar al oeste que probablemente vinieron en auto para su conferencia de prensa".

De hecho, llegaron en coches. Lawler, que ocupa un escaño que podría determinar el control del Congreso, dijo la parte tranquila en voz alta: que espera convertir los precios de la congestión en participación electoral el próximo año.

"Les aseguro que el año que viene cualquiera que esté a favor de la tarificación por congestión será aniquilado en las urnas", afirmó.

Los oponentes a los precios de congestión no tienen muchas posibilidades de detenerla antes de que comience. Habrá una votación de la Junta de la MTA el miércoles. Si se aprueba entonces, aún quedan dos casos judiciales presentados por el estado de Nueva Jersey para bloquear los precios de congestión por motivos ambientales.

Cuáles serían los precios del peaje
El reporte de una copia anticipada muestra que los precios recomendados para los que crucen al sur de la calle 60 en Manhattan podrían ser los siguientes:

$15 por los carros.
$7.50 las motocicletas.
$24 camiones pequeños.
$36 para camiones grandes.
Un pago por día.


Sujeto a la aprobación de la MTA.
Cuáles serían los descuentos
En octubre, la junta resaltó que el peaje tendrá ciertas restricciones y no todos los conductores tendrán que pagar la misma cantidad.

Los miembros señalaron que aquellos conductores que pagaron por entrar a la ciudad, por ejemplo los residentes de Nueva Jersey que cruzan hacia la Gran Manzana, tendrán un descuento en el peaje por congestión si desean circular por debajo de la calle 60.

La TMRB ofrece cuatro alternativas de "créditos de cruce", o descuentos, que podría traer un alivio para los bolsillos de los conductores que paguen por cruzar a Manhattan por el túnel Lincoln o el Holland, pero aún no toma una decisión final.

Un crédito de cruce de $7.
Un crédito de cruce de $5.
Un crédito de cruce de $5, pero un descuento mayor por la noche.
Un crédito de cruce $4.

Los conductores que cruzan el túnel Midtown también podrían tener el mismo crédito. No habrá crédito para los que crucen el puente de George Washington y sigan manejando por debajo de la calle 60 hacia el sur.

Los taxis estarían exentos, pero les cobrarían un recargo diario entre $1.25 a $2.50.

Los conductores de bajos ingresos que ganen menos de $50,000 al año podrían solicitar pagar la mitad del precio.

De qué trata la tarifa de congestión vehicular
La MTA ha argumentado durante mucho tiempo que la tarifa de congestión es esencial para sus resultados y les reportaría $1 mil millones anuales. Los ingresos del plan se utilizarían para respaldar préstamos para mejoras de capital en los sistemas de metro y autobús de la MTA.

Además, los planificadores regionales esperan ver beneficios ambientales con la implementación del nuevo peaje. Por ejemplo, las emisiones de partículas procedentes del tráfico con paradas y arranques pueden provocar enfermedades como el asma.