IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Prueba PISA de la OCDE: Educación en México, estancada desde hace una década

En México, solo 3 de cada 10 estudiantes puede interpretar sin instrucciones directas, cómo se puede representar matemáticamente una situación simple y casi ninguno tiene un alto rendimiento en la materia para abordar situaciones complejas, revelaron los resultados de PISA 2022, de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en la que destaca el nulo avance del país en la última década entre los estudiantes de 15 años en matemáticas, lectura y ciencias.

“Los resultados más recientes de PISA no difieren significativamente de los observados diez años antes, en 2012″, señala el reporte sobre México, en el que da cuenta de que en matemáticas, la reciente caída revirtió la mayoría de los avances observados durante el período 2003-2009, y las puntuaciones promedio se acercaron a las observadas en 2003 o 2006.

En lectura y ciencias, solo hubo pequeñas y en su mayoría no significativas fluctuaciones alrededor del promedio de estudiantes, concluyó el análisis del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE.

“PISA nos recuerda que la escuela debe ser para generar oportunidades, que lo debes hacer de la mano con los docentes; que no hay mejor vía de lograrlo que darles libertad a las escuelas y que tienes que pensar en que esta es una evaluación para cada una de las escuelas, de los maestros, para entender las prácticas que funcionan. No es un ranking internacional lo que importa, sino qué prácticas están funcionando”, dijo Juan Alfonso Mejía López, doctor investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

En contraste, los estudiantes asiáticos fueron los mejor evaluados en la prueba de matemáticas, una vez que el Top 6 lo ocuparon Singapur (41 por ciento), Taiwán (32 por ciento), Macao (China) (29 por ciento), Hong Kong (27 por ciento), Japón y Corea ( 23 por ciento).

En México, el 1 por ciento de los estudiantes obtuvo calificaciones de nivel 5 o más en lectura, respecto al 5 por ciento del promedio de la OCDE.