Mujeres Factor de Éxito

Estudio pionero muestra que ayuda económica mejora oportunidades de familias inmigrantes

Un estudio hecho entre cientos de familias inmigrantes en Nuevo México, el primero en su tipo en Estados Unidos, demostró que otorgar asistencia económica en efectivo ayuda a incrementar las probabilidades de obtener mejores trabajos y mejorar los niveles educativos.

El reporte ‘Ingreso Garantizado: Incrementado Empleo y Ayuda a Familias’, divulgado hoy por una coalición de organizaciones en Nuevo México, muestra los beneficios de otorgar una asistencia económica fija a familias con estatus migratorio mixto.

Marcela Díaz, directora del grupo Somos Un Pueblo Unido, dijo en conferencia de prensa que este es el primer programa piloto de asistencia económica entre familias inmigrantes en el país.

Para este programa fueron seleccionadas en 2021 un total de 330 familias en todo el estado de Nuevo México.

Para calificar las familias debían tener cuando menos un miembro sin estatus migratorio legal en Estados Unidos, y por lo menos un menor de edad.

Cada familia recibió 500 dólares mensualmente por seis meses y la mitad de ellas recibieron una extensión de seis meses adicionales. Los participantes recibieron el dinero sin restricción alguna para que pudieran gastarlo de la manera que más les conviniera.

Dos tercios de los seleccionados vivían en zonas rurales, el 96 % eran de origen latino, el 78 % fueron mujeres y el 46 % hablaban solo español.

Javier Rojo, miembro de Voces para los Niños de Nuevo México, dijo en la conferencia que al final del estudio los participantes fueron entrevistados y se demostró el beneficio de recibir esta asistencia.

Algunos dijeron que utilizaron el dinero para pagar renta y servicios públicos.

Una mujer dijo que el dinero le ayudó a comprar un teléfono celular, lo que le permitió establecer una lista de clientes fijos para su negocio de limpiar casas.

Otro participante dijo que gracias a la ayuda pudo comprar un auto, lo que le permitió obtener un mejor trabajo y a su hija poder ir a la escuela y también conseguir un empleo, lo que significó un ingreso adicional para la familia.

Este programa piloto surgió después de que en la pandemia de covid-19 miles de familias que no contaban con estatus legal en el país quedaron fuera de los programas de ayuda del Gobierno federal.

“Este estudio demuestra que se necesita dinero para generar dinero”, dijo Rojo.

Indicó que dar dinero en efectivo a las familias no resolverá todo sus problemas, pero sí es una línea de ayuda esencial para que tengan mejores oportunidades.