Mujeres Factor de Éxito

Tasa estable en tercera reunión consecutiva acuerda la Reserva Federal de EEUU

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo este miércoles por tercera reunión consecutiva su tasa clave de interés estable en un rango de 5.25% a 5.50%. Fue la última decisión del año y ahora la atención se enfocará en qué hará el banco central con su tasa referencial el próximo año para frenar más una inflación que, si bien se ha desacelerado, permanece por encima de los niveles deseados.

Desde los inversores en Wall Street hasta los consumidores preocupados por su bolsillo se preguntan si habrá recortes en 2024, posiblemente tan pronto como en marzo según deslizaron recientemente funcionarios de la Fed.

Una reducción de la tasa referencia daría algo de alivio a otras tasas que tocan de cerca los presupuestos de los hogares, desde las de las tarjetas de crédito hasta los créditos hipotecarios.

Algunos economistas esperan que la Fed contemple dos o tres recortes de su tasa clave a lo largo de 2024. Los operadores en Wall Street, que a veces son algo más optimistas, anticipan hasta cuatro rebajas. Sobre todo desde que Christopher Waller, un funcionario de peso del banco central que apoyó las fuertes alzas de la tasa desde que la inflación se disparó en 2021, sugirió sorpresivamente en noviembre que la Fed podría decidir un recorte hacia la primavera si la inflación se sigue enfriando.

El impacto de un posible recorte de la tasa de interés de la Fed
Rebajas en la tasa referencial del banco central reducirían el costo de endeudarse: se abaratarían los créditos hipotecarios, de autos y negocios, y otro tipo de préstamos.

En los mercados de acciones, los precios podrían subir aunque de forma posiblemente limitada porque en ellos ya se ha tomado en cuenta estos posibles recortes en la tasa clave de la Fed.

A todo esto, el presidente de la Fed, Jerome Powell, recientemente desestimó la idea de que esos recortes de los que se hablan se concreten próximamente. Powell tampoco ha dicho de forma concluyente que la Fed ya terminó con su ciclo de alzas de la tasa referencial.

Hace poco en un evento en Atlanta, Powell advirtió que "sería prematuro concluir con confianza" que la Fed subió su tasa clave lo suficiente como para controlar por completo la inflación. Y dijo que es demasiado pronto para "especular" sobre potenciales recortes.

Desde marzo de 2022, la Fed elevó su tasa referencial en 11 ocasiones a su mayor nivel en 22 años. Usualmente, cuando hay certeza de que la Fed terminó con un ciclo de alzas, la atención se centra entonces en cuándo vendrán los recortes. Históricamente, las rebajas se han dado menos de un año después del fin de las subidas.

Qué ha sucedido con la inflación
Si la inflación mantiene su desaceleración, eso podría dar razones a la Fed para recortar su tasa referencial en 2024. Los precios al consumidor permanecieron mayormente estables en noviembre y su tendencia sugiere que la inflación regresará al rango del 2% que desea la Fed, aunque a un ritmo más lento del que se esperaba.

Ese panorama haría que la Fed mantenga su tasa estable en su actual rango (de 5.25% a 5.5%) para asegurarse de que la inflación se desacelerará a su objetivo del 2%.

Otro indicador económico que entra en juego en todo esto es el desempleo. Y el reporte más reciente de noviembre mostró que la tasa de desempleo bajó a 3.7% porque las empresas siguen contratando fuertemente. Una tasa en ese nivel sugiere que las compañías ofrecerán mejores salarios para retener o conseguir empleados, lo que a su vez podría alimentar la inflación.