IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Quito encendió el pesebre más alto de Latinoamérica

El encendido del ‘Pesebre Gigante de El Panecillo’ se realizó la noche del viernes con la presencia de autoridades municipales y la comunidad.

Este acto tradicional que da inicio a las festividades navideñas se realizó desde el Palacio de Cristal, en el parque Itchimbía, donde alrededor de 200 asistentes fueron parte de un acto emotivo.

Familias enteras disfrutaron de los villancicos entonados por el Coro Mixto Politécnico y en una transmisión simultánea desde El Panecillo se realizó el conteo regresivo para el encendido de ocho figuras que conforman el pesebre: San José, Reyes Magos, Melchor, Baltazar y Gaspar, el buey, asno, la cuna del niño Jesús y este año se añadió un árbol de Navidad.

Este pesebre es considerado el más alto de Latinoamérica ya que se eleva sobre la cima del Panecillo que tiene una altura de 3000 msnm. Además, las figuras de los tres Reyes Magos tienen una altura aproximada entre 29 y 31 metros (m) cada uno, mientras que la figura de San José, mide 38 m. El asno, la vaca y la cuna miden 6 m. cada uno. La Virgen de Legarda representa a la madre del Niño Jesús.

“Es un honor estar aquí junto a los vecinos y compartir tradiciones que ayudan a la economía de nuestra ciudad, pero sobre todo resalta el espíritu de solidaridad y amor en estas fechas” recalcó José Calderón, uno de los espectadores.

Claudia Otero, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), señaló que pese a la crisis energética que atraviesa el país se tomó la decisión acertada de conservar la tradición y encender el Pesebre de El Panecillo ya que las figuras se iluminaran con tecnología led que es de muy bajo consumo energético y en horarios establecidos. Además, reiteró que la iluminación ornamental aporta al dinamismo de la economía, genera fuentes de ingreso para emprendedores y ahuyenta la delincuencia ya que los espacios públicos se vuelven concurridos.