Mujeres Factor de Éxito

Crean coalición para acelerar los procesos de trabajo para inmigrantes recién llegados

La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, encabezó una coalición multiestatal de 19 fiscales generales que pidieron al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) acelerar y ampliar el acceso a la autorización de trabajo para los inmigrantes recién llegados, especialmente los solicitantes de asilo y los migrantes.

En una carta al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, la coalición elogia los esfuerzos del Departamento en septiembre para eliminar las barreras para obtener una autorización de trabajo y solicita medidas adicionales para proteger a los nuevos inmigrantes y facilitarles el apoyo a sus familias asegurándoles empleos estables.

“Los nuevos inmigrantes, muchos de los cuales huyeron de circunstancias terribles en busca de una vida mejor en Estados Unidos, merecen una oportunidad de encontrar trabajos estables y bien remunerados”, manifestó la Fiscal General. “Es inadmisible que después de todo el sufrimiento que han soportado en su viaje, se encuentren con obstáculos burocráticos que les impiden perseguir el sueño americano. Los solicitantes de asilo y los inmigrantes son particularmente vulnerables al abuso y la explotación, y agradezco a mis compañeros fiscales generales por unirse a este esfuerzo para garantizar que sean tratados con dignidad”, agregó la funcionaria.

Si bien muchos nuevos inmigrantes, incluidos los que buscan asilo, están ansiosos por encontrar empleo para mantenerse a sí mismos y a sus familias, sin autorización de trabajo se han visto obligados a depender de programas de redes de seguridad estatales y locales para obtener alimento y refugio. Como señala la coalición de fiscales generales, el arduo proceso de obtención de autorización de trabajo deja a muchas familias inmigrantes sin una vivienda estable y obliga a algunas a buscar trabajo en la economía informal, donde son objeto de explotación.

Los retrasos en la aprobación de permisos de autorización de trabajo han provocado tiempos de espera de meses para aprobarse. Los migrantes de regiones como Haití se han visto afectados de manera desproporcionada, ya que su estatus de permiso humanitario expira antes de que se les conceda su autorización de trabajo. Estas barreras estructurales impiden que estas poblaciones vulnerables se vuelvan autosuficientes y construyan vidas estables en Estados Unidos.

La coalición apoya plenamente las medidas anteriores del DHS para mejorar el acceso a la autorización de trabajo, que incluían acelerar el procesamiento de solicitudes y aumentar la cantidad de tiempo durante el cual los permisos de autorización de trabajo son válidos. Sin embargo, la carta de la coalición señala que se necesitan medidas adicionales para eliminar las barreras que enfrentan los nuevos inmigrantes para encontrar trabajos estables para mantenerse. La coalición recomienda que el DHS tome cuatro medidas adicionales para acelerar el acceso a la autorización de trabajo:

Otorgar autorización de trabajo provisional para permitir que las personas en libertad condicional y solicitantes de asilo elegibles trabajen mientras su solicitud completa de autorización de trabajo está pendiente.

Eliminar las tarifas de solicitud para quienes reciben permiso humanitario y permitir que las solicitudes con exención de tarifas se presenten en línea.

Volver a otorgar la libertad condicional a aquellos que esperan autorización de trabajo para evitar la expiración de su estado de libertad condicional mientras intentan obtener empleo.

Agilizar los procesos de solicitud para facilitar que los inmigrantes soliciten autorización de trabajo y que el DHS procese las solicitudes. Por ejemplo, la coalición recomienda simplificar y traducir el formulario de solicitud de autorización de trabajo a varios idiomas para hacerlo más accesible para los solicitantes.

En agosto, la Fiscal General detuvo a un proveedor fraudulento de asistencia a inmigrantes que engañaba e intimidaba a inmigrantes en el condado de Westchester y la ciudad de Nueva York.