Mujeres Factor de Éxito

Cinco razones por las que el trabajo remoto puede mejorar su vida

El trabajo remoto es aplicado en algunas empresas con el 100 por ciento de los empleados, dado que tanto trabajadores como empleadores ven muchos beneficios que difícilmente puedan ser reemplazados. En tanto, la plataforma que conecta compañías con posibles candidatos Flex Jobs elaboró un listado con las cinco ventajas que trae esta modalidad de empleo

1. Ahorrar dinero

En primer lugar, menciona el ahorro de dinero, ya que quedarse en casa para cumplir con las tareas laborales reduce los costos en, por lo menos, tres aspectos

Transporte: no es necesario gastar dinero en gasolina o en tarifas de transporte público para dirigirse a la oficina.

Comida: uno se puede organizar mejor en casa y no usar el dinero para comer afuera.

Indumentaria: algunos trabajos requieren de buena presencia y, con el trabajo remoto, no se necesita gastar en prendas de ropa demasiado elegantes y, en general, caras.

2. Aprovechar el tiempo

Sin dudas, el tiempo es uno de los bienes más preciados de los seres humanos. Y evitar pasar horas y horas semanales atascados en el tránsito para llegar a la oficina es un claro beneficio del trabajo remoto. Esos ratos pueden dedicarse a adelantar tareas o a disfrutar de otras actividades. 

3. Reducir los conflictos personales vinculados al trabajo
 

Flox Jobs menciona este punto que no muchos tienen en cuenta a la hora de destacar los beneficios del trabajo remoto. Elegir cuándo encajar los temas personales, como puede ser un turno médico, una reunión familiar o un trámite de cualquier índole, no tiene precio. Con la presencialidad, es mandatario negociarlo con un jefe, y a veces puede resultar agotador. 

4. Bajar el estrés

Este punto tiene directamente que ver con el del tiempo. No tener que calcular el horario para llegar a la oficina y cumplir con otras tareas, como buscar a los niños por el colegio reducir significativamente el estrés de las personas. 

5. Subir la productividad 

Durante la pandemia hubo estudios que demostraron que muchos trabajadores habían aumentado su productividad trabajando desde sus casas. Esto puede tener que ver con que se sentían menos estresados que en la oficina y, a la vez, destinaron más tiempo a las tareas laborales.