Mujeres Factor de Éxito

Miles de compañías se incorporan a base de datos dirigida a desenmascarar empresas fantasma en EEUU

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, anunció que 100.000 compañías se han incorporado a una nueva base de datos que recoge información sobre la “propiedad efectiva” de las empresas, como parte de un nuevo esfuerzo del gobierno para desenmascarar a los propietarios de empresas fantasmas.

Yellen, en unas declaraciones preparadas para ser pronunciadas el lunes, señaló que la nueva base de datos del Departamento del Tesoro que recoge información sobre beneficiarios reales envía el mensaje de que “Estados Unidos no es un refugio para el dinero negro”.

Yellen visitará la Red de Represión de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro -conocida como FinCEN- en Vienna, Virginia, para hablar del lanzamiento de la base de datos con el nuevo año. También hablará de las próximas normas inmobiliarias destinadas a aumentar la transparencia sobre las personas y empresas que compran propiedades en Estados Unidos.

La visita a Virginia pretende mostrar la intención del gobierno del presidente Joe Biden de aumentar la transparencia de las empresas y evitar el uso indebido de empresas fantasmas.

“En todo el mundo, la falta de transparencia, debida específicamente a estructuras corporativas opacas, facilita la ocultación de actividades ilícitas”, dijo Yellen en unas declaraciones preparadas antes de su visita a la sede de FinCEN. “La información sobre la titularidad real ayudará a nuestros colegas de las fuerzas de seguridad a realizar detenciones, perseguir a los delincuentes e incautar activos mal habidos”.

En 2021 se promulgó la Ley bipartidista de Transparencia Corporativa, que otorga al Departamento del Tesoro la autoridad para redactar nuevas normas sobre titularidad real. Y a partir del 1 de enero, la mayoría de las empresas estadounidenses deberán comunicar información identificativa sobre quién las posee o controla directa o indirectamente.

La norma exige que la mayoría de las empresas estadounidenses con menos de 20 empleados -aproximadamente 32,6 millones de empresas- se registren ante el gobierno.