Mujeres Factor de Éxito

Alcalde Adams descarta congelar los arriendos regulados en la Gran Manzana este 2024

Los elevados costos en las rentas, no solo están siendo un dolor de cabeza para neoyorquinos de bajos recursos sino también para aquellos de ingresos medios, y aunque el llamado a las autoridades municipales es que se congelen, comenzando el año, el actual mandatario ya mostró su oposición a ese clamor, en defensa de los dueños de pequeños inmuebles.

Los elevados costos en los arriendos en la Gran Manzana, que para miles de familias representan incluso más de la mitad de sus ingresos, son el gran dolor de cabeza de inquilinos como Sandra Mora, quien hace cinco años vive en un apartamento de dos cuartos en Jackson Heights, Queens, por el que paga $2,527 dólares mensuales. Y con el incremento aprobado el año pasado por la Junta Reguladora de Alquileres, del 3%, que generó múltiples voces de protestas, a partir del 1 de febrero, cuando debe renovar su contrato, tendrá que sacarse del bolsillo $2,602.

Y en medio del clamor de inquilinos que viven en más de 1 millón de apartamentos de renta controlada, de líderes políticos, organizaciones comunitarias y defensores de los arrendatarios, quienes piden a la Administración Municipal que promueva un congelamiento en los alquileres, las noticias no son nada alentadoras. En diálogo con El Diario NY, el alcalde, Eric Adams, en cuya Administración ha habido dos incrementos: 3.25% para contratos de 1 año, en el 2022, y 3%, en el 2023, mostró su oposición a que, como ocurrió en varias ocasiones en la alcaldía de su predecesor, Bill de Blasio, no se le suba el precio a las rentas.

Durante los dos años que Adams tiene manejando las riendas de la ciudad, en los que los neoyorquinos se han visto afectados por los efectos post pandemia y la inflación, la Junta Reguladora de Alquileres, cuyos 9 miembros fueron nombrados por el mandatario, ha dado luz verde a incrementos que sumados son del orden del 6.25%, y en el horizonte para este 2024 se ven nuevos incrementos.

El mandatario, a quien sus opositores señalan de ser un defensor fiel de las empresas inmobiliarias y los grandes desarrolladores urbanísticos, aseguró que no comparte el congelamiento en los alquileres de apartamentos cobijados por la regulación de rentas, donde viven unos 2.3 millones de neoyorquinos, porque considera injusto que propietarios de pequeños inmuebles sufran consecuencias devastadoras al no recibir más ingresos cada año.

“Cuando la gente piensa en aumento de rentas, piensa (que beneficia) a esas entidades que tienen miles de apartamentos, pero para las comunidades como la negra y latina, personas que tienen solamente una casa de seis y ocho familias, y que es su único activo, la situación es diferente, más cuando todo ha subido para los propietarios”, aseguró el burgomaestre.

“La calefacción ha subido, la electricidad ha subido, el agua ha subido. Entonces, si decimos ‘no aumentos’, y esos gastos están aumentando, nosotros estamos desestabilizando a esas comunidades, estamos desestabilizando a personas como la señora Jones, que vino de Trinidad, compró una casa de ocho familias y ella ha estado aguantando todo este tiempo y lo único que tiene es su casa”, agregó Adams. “Entonces, si vamos a decirle ahora a ellos que con todo lo que tienen que responder, ahora tienen que mantener sus rentas en cero incremento, ellos van a perder sus casas. Los dueños de grandes desarrollos inmobiliarios tienen una dinámica diferente”.

Y ante las críticas de que ha promovido incrementos elevados, por ser quien elige a los miembros de la Junta Reguladora de Alquileres, el Alcalde advirtió que ese organismo toma decisiones de manera independiente, e incluso manifestó que rechazó planes de aumentos que los caseros estaban contemplando.

“Lo relacionado con las rentas es parte de la Junta, y cuando hubo el intento de aumentar las rentas en 9% y 10%, nos opusimos”, dijo el mandatario local, insistiendo en que no ve con buenos ojos ningún tipo de congelamiento en arriendos. “Cuando la gente dice ‘no aumenten las rentas más’, hay que mirar de manera profunda el impacto que eso tendría en los dueños de propiedades pequeñas, y cómo va a impactar sus vidas, y cómo van a poder cuidar sus activos. Por eso debemos tener mucho cuidado, y lograr que haya un balance, no permitiendo que haya aumentos desproporcionados, pero también poder estabilizar a los dueños de las pequeñas propiedades. Ese va a ser mi enfoque y eso tiene que entenderlo la gente”.

El alcalde Adams también defendió la labor que durante su mandato ha hecho para preservar y crear más viviendas asequibles, y culpó en buena parte a Albany por no aprobar caminos que ayudarían a la Ciudad a aumentar apartamentos para comunidades de bajos recursos.

“Quiero ser claro en eso. Nosotros no conseguimos el 421a de Albany (programa que perdona impuestos a inmobiliarias para que construyan un porcentaje de unidades de vivienda asequibles), no tuvimos la autorización de conversión de oficinas en apartamentos. Necesitamos mayor apoyo de Albany para manejar esta crisis”, concluyó el jefe de la Gran Manzana.