IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Este mes se conmemora el Día mundial de la Lucha Contra la Depresión

La depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, convirtiéndola en la patología de salud mental más sufrida a nivel mundial, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Es considerada la primera causa mundial de discapacidad porque interfiere en la vida diaria de las personas, debido a que puede afectar la capacidad de dormir, estudiar, comer, trabajar y disfrutar la vida. Según datos de la OPS, una de cada cuatro personas transita un trastorno de salud mental en alguna etapa de su vida, siendo la depresión una de las más frecuentes.

En Chile, según cifras del Ministerio de Salud, el 6,2% de las personas sufre depresión y un 15,8% estarían bajo «sospecha de depresión», mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que afecta a un 3,8% de la población mundial.

Entre los principales rasgos característicos de la depresión se destacan la tristeza permanente, pérdida de interés o placer en las actividades de la vida cotidiana (anhedonia), aislamiento, trastornos del sueño y del apetito, falta de concentración y sensación de cansancio, según explica Raúl Sánchez, psiquiatra especialista en trastornos del ánimo y director del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad.

La depresión es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Investigaciones dicen que el riesgo genético para la depresión es el resultado de la influencia de varios genes que actúan junto con factores ambientales y otros factores de riesgo.

En nuestro país, las enfermedades de salud mental afectan en el mismo porcentaje de personas que en países desarrollados, sin embargo, el psiquiatra explica que se invierte sólo un 2%, en comparación con los países de la OCDE que lo hacen entre un 6% y 10%.

En este sentido, el 13 de enero se conmemora el Día mundial de la Lucha Contra la Depresión, con la finalidad de intentar concientizar sobre la realidad para los pacientes. Además, se trata de ayudar y prevenir que una persona pueda caer en depresión porque, aunque es cada vez más común, en muchas ocasiones aún se considera algo tabú.

Mantener una vida saludable y acudir con ayuda profesional es el primer paso para tener un mejor estilo de vida. La depresión está estrechamente relacionada con la salud física, algunos de los  factores que juegan un papel en ella son la inactividad física o el uso nocivo del alcohol.

El cuidado personal puede ser clave en el manejo de los síntomas de la depresión, así como en el fomento del bienestar general. Sánchez recomienda tratar de continuar haciendo cosas que solía disfrutar, mantenerse en contacto con amigos y familia, hacer ejercicio a menudo, cuidar los hábitos alimenticios y de sueño, evitar o reducir el consumo de alcohol y drogas y acudir a un especialista.