IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Así es el nuevo control de acceso a Costco para evitar que entren clientes que no son socios

Costco está iniciando medidas para evitar que las personas que no gocen de la membresía se puedan aprovechar de la oferta y los precios del gigante de suministros que presenta locales por todo Estados Unidos y otras partes de América y Europa, fundamentalmente.

Actualmente, uno de los grandes beneficios que muestra esta compañía es la posibilidad de contar con una segunda tarjeta transferible (cosa que no ocurre con la membresía principal) llamada tarjeta de hogar, para que otras personas del núcleo familiar puedan acceder como invitados a sus grandes superficies.

Este beneficio de miembros, sumado a la reciente instauración del autopago en las cajas, ha derivado en un uso incorrecto de las tarjetas, por lo que personas que no pagan su cuota de membresía hacen sus compras y se aprovechan de este formato de venta sin abonar la requerida cuota temporal.

La medida de Costco para evitar compras sin membresía

Desde que esta treta se hizo popular en la gran cadena de suministros, el personal de la tienda y el de seguridad están haciendo especial hincapié en identificar a los usuarios con la foto de su tarjeta. Sin embargo, una novedad instalada en varios locales del estado de Washington ha suscitado revuelo entre los actuales miembros: se ha comenzado a usar un sistema de reconocimiento facial a la entrada del local.

Costco ha iniciado esta nueva medida en proceso de prueba, para saber si realmente está nueva inversión es efectiva en cuanto a control de usuarios y reducción de los tiempos de compra de sus miembros. Actualmente, Costco cuenta con alrededor de 66 millones de miembros y unos 120 millones de tarjetas que acreditan la entrada a sus superficies.