IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Las inmigrantes embarazadas estarán eximidas del desahucio de los albergues de Nueva York

Las mujeres inmigrantes que viven en los albergues de Nueva York y que se encuentran en su tercer trimestre de embarazo no tendrán que acatar el plazo de sesenta días impuesto por la ciudad para dejar el refugio, y podrán quedarse en él hasta que su hijo cumpla seis meses.

"Si el plazo de preaviso de sesenta días finaliza cuando una persona embarazada se encuentra en el tercer trimestre (de gestación), recibirá un alojamiento razonable para prolongar su estancia durante los seis primeros meses de vida de su hijo", explicó a través de un correo electrónico una de las portavoces de la Alcaldía, Kayla Mamelak.

Esta medida se aplica también a mujeres con hijos recién nacidos, quienes para evitar el desahucio (de manera temporal) deberán presentar un certificado médico.

La Administración del alcalde, Eric Adams, envió en noviembre las primeras cartas de desalojo, y el pasado 9 de enero varias familias de migrantes se vieron obligadas a dejar el hotel en que vivían en medio de una tormenta invernal que ha traído consigo temperaturas de hasta ocho grados bajo cero.

De acuerdo a Mamelak, el objetivo de la política de los sesenta días es "ayudar a las familias con niños a dar el siguiente paso en su camino hacia la permanencia y autosuficiencia".

"La salud y la seguridad de los inmigrantes a nuestro cargo son siempre una prioridad", afirmó.

Desde el verano de 2022, Nueva York atraviesa una crisis migratoria sin precedentes, impulsada por el envío de autobuses repletos de migrantes por parte de estados del sur, en especial Texas, y agravada recientemente por el fin de la política fronteriza del Título 42, que les bloqueaba el paso por cuestiones sanitarias.

Esta oleada migratoria ha traído a Nueva York a 171.000 personas; de ellas, 68.000 siguen amparados por la Alcaldía, que les provee alojamiento, alimentos y escuela para los niños.