IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Comerciantes hispanos apoyan el veto a la ley de control policial “Cuántas Paradas”, mientras que el Concejo se mueve para que entre en vigencia

Asociaciones de bodegueros, pequeños comercios y propietarios de supermercados se alinean con la decisión del alcalde Adams de frenar la legislación 586. Portavoces de la Cámara Municipal aseguran que tienen la fuerza para ponerla en vigencia.

La decisión del alcalde Eric Adams de frenar la legislación 586-A, conocida como ‘Cuántas Paradas’ que pondría más controles a la acción de los oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) fue abiertamente respaldada este lunes por los gremios que representan a los bodegueros, a los pequeños comerciantes y a los propietarios de supermercados de Nueva York.

En bloque estos tres grupos representan a cerca de 50,000 comerciantes, en su gran proporción hispanos.

“Basta ya de legislar para quitar fuerza a los efectivos policiales. Los bodegueros hemos sido uno de los sectores más afectados por esta ola de robos. Necesitamos más facilidades para que la policía atienda nuestras denuncias. No que le pongan trabas para que sean más lentos”, aseveró Francisco Marte en nombre de la Asociación de Pequeños Comerciantes y Bodegas de NYC.

La propuesta de ley ‘Cuántas Paradas’ que fue vetada por el mandatario municipal el pasado viernes, lo enfrentó con la mayoría demócrata del Concejo Municipal, la cual aprobó por mayoría la norma que requerirá un registro estadístico mucho más completo de todas las detenciones, cacheos e interrogatorios que efectúen los funcionarios en sus operativos de seguridad pública.

Además, obligaría a compartir más detalles de todos los encuentros de investigación y las solicitudes de consentimiento de NYPD, incluso para fines de recolección de muestras de ADN.

La ley 586 que está siendo patrocinada por el Defensor del Pueblo, Jumaane Williams requeriría que la Uniformada informe sobre todos los niveles de paradas policiales: Dónde ocurren, información demográfica sobre la persona detenida, el motivo del encuentro. Y detalles si el encuentro conduce a algún uso de la fuerza o acción coercitiva.

La Diatriba

El argumento central de Adams es que a los efectivos policiales en patrullaje se les impondrá invertir mucho más tiempo en un “papeleo diario”, que a su criterio, retrasará los tiempos de respuesta de los uniformados y en consecuencia la acción de prevención del crimen. Además agregaría decenas de millones de dólares en horas extras adicionales para los oficiales.

Para los miembros del Concejo se trata de una medida razonable para enterrar los años de abuso policial a las minorías negras e hispanas, tomando en cuenta que desproporcionadamente son los grupos étnicos que más detienen y “cachean” en los operativos de vigilancia.

Activistas y los concejales defensores de la legislación subrayan que en los últimos meses se ha “resucitado” la era de excesiva vigilancia policial a los vecindarios más pobres, en donde viven las minorías. Todo apunta a que el 90% de las revisiones tiene como objetivo personas de color.

Se pudo conocer que esta misma semana, la cámara municipal hará todos los movimientos necesarios para superar el veto y que la ley entre en vigencia, a pesar de la oposición del alcalde.

Comerciantes: “No le pongan más trabas a NYPD”

“Hacemos un llamado a los concejales, especialmente a los hispanos que representan a los distritos en donde las comunidades están exigiendo más presencia policial. No sigan con estas acciones antipoliciales, que la padecen principalmente los pequeños comerciantes. Llamo a Carmen de la Rosa que representa a Washington Heights y a Pierina Sánchez, de una de las zonas más peligrosas de El Bronx, que reconsideren su posición y escuchen a la gente”, apuntó Marte.

La opinión de Carlos Collado, presidente de la Asociación de Supermercados de Nueva York es la misma. Considera que nadie más como los comerciantes de la Gran Manzana han padecido en la “línea del frente”, las legislaciones que se han puesto “del lado de los criminales”.

“Ya muchas leyes le han amarrado los pies a los policías de nuestra ciudad. Ahora con esta nueva norma, le quieren amarrar las manos. Nosotros hemos padecido el efecto de todas estas medidas de control policial. La policía ya tiene tiempos de respuestas muy lentos. Y la verdad es que los delincuentes asumen que pueden actuar sin consecuencias”, destacó el líder gremial.

Collado cree que en este momento, podrían surgir otros mecanismos para corregir los vestigios del abuso policial contra las minorías, que no necesariamente debe pasar por imponer límites a toda la institución.

El portavoz de esta asociación asegura que en este momento, como nunca antes, ¡NYPD está integrada mayoritariamente por oficiales que representan a las minorías.

“Da la impresión que nuestros legisladores no entienden lo que padecen nuestras comunidades ¡No sé dónde viven! Pero estoy claro que no es el mismo lugar, en donde nuestros vecinos sufren las acciones del hampa. Se van a un extremo, en donde no ayudan ni a la policía, ni a la gente”, destacó el líder gremial dominicano.

Comerciantes agobiados

Asimismo, Radhames Rodríguez de la Unión de Bodegueros de América (UBA) asegura que este gremio respaldará en bloque todas las acciones del alcalde Adams, para “rescatar” el poder de NYPD.

“Nuestros agremiados están ya agobiados. Ya muchos consideran que no vale ni siquiera la pena llamar a la policía ante un robo, porque los mismos delincuentes se burlan porque saben que por delitos menores, no les pueden hacer nada. Es un cuerpo policial que puede ser mucho más eficiente, si los legisladores no le siguen poniendo trabas”, ponderó.

Por su parte, el comisionado de la policía de Nueva York, Edward A. Cabán defiende que detrás de la acción del veto existe la certeza que NYPD, como el departamento de policía municipal más grande del país, es la agencia de aplicación de la ley más vigilada, profundamente examinada y abiertamente transparente.

“Esta medida es una extralimitación que tendría la consecuencia de frenar el progreso de la ciudad”, puntualizó.

Concejales se mueven para superar el veto

Se pudo conocer que la mayoría demócrata del Concejo, peleará como un “punto de honor” cualquier vía para que de todos modos, esta legislación de control policial entre en vigencia en los próximos meses.

En comunicado, Rendy Desamours, un portavoz del cuerpo legislativo municipal, ponderó que la administración del alcalde Adams continúa ignorando el hecho de que las detenciones a menudo incluyen casos en los que los agentes preguntan a alguien adónde van o su identificación en ausencia de sospecha criminal.

“Queremos tener conversaciones públicas y privadas con esta administración, basadas en hechos, en lugar de falsedades”, destacó Desamours al asegurar que tienen relaciones sólidas con los distritos electorales para promover los mejores intereses de las comunidades.

“Las diferencias entre las paradas de nivel 1, 2 y 3 a menudo no son evidentes para los neoyorquinos, que se ven afectados por estas interrupciones diarias y justamente lo que este mecanismo de transparencia quiere lograr”, defiende el portavoz del Concejo.

En este momento, la Policía solo está obligada a informar sobre las llamadas detenciones de “nivel 3” o “sospecha razonable”. Se trata de paradas donde un oficial tiene autoridad legal para detener a alguien y evitar que se vaya.

Pero hay otros dos niveles entendidos como “inferiores” de encuentros policiales, que no se reportan en lo absoluto.

Asimismo, queda claro que la cámara legislativa local está preparada para anular el veto del alcalde, no solo a la ley ‘Cuántas Paradas’, sino también a la legislación que prohíbe la medida del confinamiento solitario en las cárceles de la Gran Manzana.

Si el cuerpo municipal logra su objetivo, sería la segunda vez que el Concejo se deshace de una disposición ejecutiva del alcalde. El pasado verano tuvieron los votos necesarios para rechazar su veto a un programa de bonos de vivienda.

Para anular este veto, la cámara municipal necesita 34 votos. El proyecto de ley fue aprobado anteriormente con 35 votos.

En medio de esta nueva controversia entre el alcalde y la cámara, la concejal del distrito 38 de Brooklyn, Alexa Avilés, una de las principales defensoras de la Ley 586, calificó la acción de Adams como una “sal para la herida de quienes exigen transparencia y rendición de cuentas básicas”.

Paradas, raza y NYPD:

684,300 detenciones realizaron oficiales de NYPD durante la Administración del exalcalde Bloomberg solamente en el año 2011. 

15,102 se realizaron en 2022, todavía no hay datos específicos de 2023, pero hay proyecciones que se mantienen a un ritmo similar, significando una caída del 97%, si se compara con la era más aguda de las tácticas de  ‘Stop and Frisk’

90% de las detenciones o paradas de rutina son dirigidas a comunidades de color de los vecindarios mas pobres, una tendencia que se mantiene en el tiempo.

95.2% de las entrevistas que los agentes de policía tuvieron con víctimas de disparos fueron con personas de color.