IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Alquería adquiere marca Vitad y entra al segmento ‘snacks’

No termina el primer mes del año y se da otra movida empresarial en el país. Esta vez en el sector de alimentos, con la compra del 51% de la empresa Inade, dueña de la marca Vitad, por parte de Alquería.

Con este negocio, la compañía de más de 64 años entra al competido negocios de los snacks, siguiendo la estrategia que se ha trazado de ser multicategoría.

Con este negocio, Alquería suma 36 referencias de productos en cuatro categorías: snacks, premezclas, frutos secos y harinas, en línea con las tendencias de alimentación consciente y gustos del consumidor.

Por ejemplo, en snacks ofrece, en diversas presentaciones, papas de sabor natural y de limón, plátano maduro y verde. También tiene almendras, nueces, marañón, y para el antojo del dulce están brownies, y galletas de vainilla y chocolate.

Al sustentar las razones del negocio, Alquería considera que da otro paso en materia de adquisiciones como vía para su crecimiento. Como se recordará, la última fue hace dos años cuando se hizo a la centenaria Quesos del Vecchio y no descarta aprovechar nuevas oportunidades a futuro.

Rafael Álvarez, CEO de Alquería, indicó que con esta transacción, se da “la incorporación de la de la marca Vitad a la familia Alquería y la entrada, por ende, de Alquería en nuevos segmentos y en nuevas categorías en las cuales no competíamos, pero las cuales sentimos que hay una oportunidad y una necesidad latente del consumidor para ser atendida”.

Por otro lado, esta transacción - cuyos detalles financieros no fueron revelados por temas de confidencialidad-, también implica para Álvarez que Vitad pueda acceder a capacidades nuevas o propias de Alquería para ampliar el portafolio, la distribución y su alcance para llegar a más colombianos.

Como inversionistas, se seguirá impulsando un plan estructurado, buscando un crecimiento progresivo en el que se mantenga la innovación y la calidad, pilares que ambas compañías comparten”, según explicó el CEO de la empresa colombiana.

Igualmente, agregó que este negocio es una apuesta muy en línea con el propósito de Alquería de continuar apoyando el tejido empresarial y el emprendimiento en Colombia a través de Andrés Díaz del Castillo y de Andrés Pulido, los dos empresarios que están detrás de la concepción y el desarrollo de la marca que llegan a Alquería, tras cerca de un año de negociaciones.

Según lo acordado por las partes, Inade continuará sus operaciones de forma independiente, al tiempo que cada compañía buscará sinergias entre sí para fortalecerse.

La operación

Díaz del Castillo explica que si bien la marca compite en el nicho de alimentos saludables, prefieren presentarse como una marca que satisface las necesidades nutricionales del consumidor de hoy. “Buscamos ser honestos y no ponemos atributos que no tengan los productos”, dijo.

Señala que el año pasado un millón de personas probaron sus productos en el país, por lo que faltan 49 millones en el país y la idea es cada vez apuntarle a acelerar el crecimiento que en los últimos dos años se ha duplicado en ventas.

Sin embargo, Andrés Pulido señala que el mercado de alimentos saludables tiende a tener cifras importantes. Según Euromonitor, la proyección es que en el 2023 el consumo de alimentos saludables ascienda a 2,8 billones de pesos.

Igualmente, en 2020 las empresas que están en este mercado crearon 70 referencias de productos, lo que muestra más dinamismo. Igualmente, el crecimiento promedio anual fue de 23%.

Para producir, Vitad se apoya en una red de emprendedores aliados que reciben las formulaciones, hacen el proceso de transformación para el producto final y empacan. La empresa se encarga directamente de la comercialización.

El emprendimiento

Los dos jóvenes empresarios, cofundadores de Inade, expresan su satisfacción por el acuerdo con Alquería y por lo que representa para la expansión de Vitad en el mercado colombiano. Andrés Díaz del Castillo, recuerda que en el 2015, luego de llegar de Europa de hacer su MBA, buscó aprovechar la vocación emprendedora de su familia en el sector de alimentos.

Habiendo conocido el mercado europeo y estadounidense y lo que estaba pasando identifiqué unas oportunidades en Colombia porque había ciertas necesidades nutricionales de los consumidores que el mercado o las empresas no estaban cubriendo de forma adecuada”.

Fue así como invitó a Andrés Pulido, compañero de la Universidad, para que se sumara a la idea de negocio y quien venía de trabajar en una startup de tecnología.

Varios años nos ha llevado tener una marca que juega principalmente en tres categorías que son snacks frutos secos y harinas y premezclas. Ya estamos en cerca de mil puntos de venta y tenemos una parte consolidada en los principales supermercados del país. Estamos llegando acá con un camino recorrido, pero con un sueño que estamos cumpliendo y que esperamos poder seguir potenciando con todas las fortalezas, que vamos a lograr con esta gran alianza y esta unión que nos tiene tan contentos”, expresó.

Por su parte, Andrés Pulido, también cofundador, dice que la alianza con Alquería es un hito determinante para lograr nuestra visión. “Lo que buscamos es aportar a la nutrición y a la alimentación consciente del país con nuestro portafolio de productos y con nuestras capacidades”.

Para Díaz del Castillo, al lado de Alquería, Vitad podrá escalar el consumo masivo, algo que es muy costoso y complicado para los emprendedores. “Podemos seguir en todo lo que veníamos haciendo pero en un tren que nos da más velocidad”, indicó, para dimensionar el espíritu de la transacción.