IV Edición: Recursos energéticos & mineros

EPM enfrentará desafíos con sus filiales Afinia y Emvarias, hay riesgos en sus servicios

La nueva Junta Directiva de EPM, en su primera reunión ordinaria de ayer miércoles 24 de enero de 2024, recibió informes sobre el estado de las empresas Afinia y Emvarias, filiales del Grupo EPM, que requieren atención prioritaria e inmediata.

La mayor preocupación específica es que no se ha iniciado la construcción del vaso La Piñuela, a pesar de tener la licencia ambiental aprobada desde 2022, situación que pone en riesgo la continuidad y calidad del servicio público de aseo.

Emvarias, la filial que presta el servicio público de aseo del Grupo EPM, tiene como punto crítico la continuidad con la disposición final de los residuos sólidos en el relleno sanitario La Pradera, que presta servicios a Medellín y más de 40 municipios de Antioquia, y el contrato que se firmó para realizar un piloto de carga lateral por una suma considerable.

Por tal motivo, EPM iniciará conversaciones con Emvarias, Corantioquia, la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito de Medellín y la Gobernación de Antioquia.

En relación con Afinia, la filial de energía del Grupo EPM en la región Caribe colombiana, la Junta Directiva expresó su preocupación por los indicadores de pérdidas y recaudo, así como por el saldo acumulado de la cuenta por cobrar de la opción tarifaria, que se estima en cerca de $1,7 billones al cierre de 2023.

La nueva Junta Directiva reafirma su disposición para apoyar a la nueva administración de EPM en la toma de decisiones que garanticen la protección del patrimonio público, el cuidado de los recursos financieros, la sostenibilidad del grupo empresarial, la calidad de vida de la comunidad y el desarrollo de los territorios en los que opera.