Mujeres Factor de Éxito

Tesla se prepara para revolucionar el mundo del automóvil con un modelo eléctrico barato; costaría menos US$25,000

El mundo del automóvil está esperando que Elon Musk lance por fin al mercado el esperado Tesla accesible, que muchos llaman Tesla Model 2, que para la fábrica norteamericana por ahora tiene el nombre interno de “Redwood”.

Hasta el momento, de parte de Tesla sólo se sabía lo que comunicó el año pasado el propio Musk en su reunión anual de accionistas, cuando confirmó que construirán una Giga Factoría en México, donde se construiría ese modelo accesible desde 2025. Sin embargo, las altas tasas de interés han generado una preocupación adicional en el empresario nacido en Pretoria, Sudáfrica, quién ha expresado recientemente su preocupación porque esto pueda impedir que se siga con el proceso de reducción de precios de sus autos, tal como ha hecho en el último año y medio. Esto podría poner en pausa la creación de la fábrica mexicana.

Ahora se conocen más datos del nuevo auto barato de Tesla, gracias a las filtraciones que hicieron algunas personas involucradas en el proyecto, tal como informó Reuters. Dos de esas personas dijeron que el automóvil accesible de la marca norteamericana será un crossover compacto con cola tipo fastback, que comenzaría a producirse a mediados de 2025, con un volumen inicial de producción de 10.000 unidades por semana.

La plataforma que utilizarán será la misma que han elegido para producir un robotaxi, planificado hace dos años para 2024, con un precio que debería estar justo por debajo de los 25.000 dólares. Aunque con una gran demora respecto a la fecha prometida a los consumidores, el más ambicioso plan que tenía Tesla en carpeta se han cumplido finalmente, ya fin de año pasado comenzó la entrega de la esperada pick-up Cybertruck, famosa por su diseño basado en líneas rectas y diagonales y construida completamente en acero inoxidable.

Varios fabricantes europeos ya venden modelos eléctricos accesibles con los que hacer frente a la ofensiva de marcas chinas. Tanto estos autos como los que llegarán pronto, buscan ofrecer un vehículo que pueda tener un costo inferior a los 25.000 euros, pero con propuestas que mantengan el equipamiento y las prestaciones de un modelo similar con motor de combustión.

Es un desafío de ingeniería muy complicado, porque el costo de un auto eléctrico es esencialmente su batería y control electrónico de la energía, lo que ha llevado a los fabricantes a reducir el equipamiento y la autonomía para poder ofrecer un producto sustentable a un precio razonable para el Elon Musk.

Ahora, el barato

Es tiempo del auto accesible de la marca, que pondrá a prueba nuevamente la capacidad de Tesla de mostrar un producto superador en calidad a un precio competitivo con los rivales. Para ello, las mismas fuentes citadas por Reuters, confirmaron que haciendo el conocido proceso de ingeniería inversa, Tesla ha desarmado completamente un Honda Civic, que en Estados Unidos tiene un precio de 24.000 dólares, para estudiar cómo fabricar automóviles más baratos.

También se ha mencionado que el proyecto “Redwood” ahora podría ser relocalizado en la planta norteamericana de Texas, y que la operación de México podría estar en pausa momentáneamente para estudiar la situación global. Así, una vez comenzada la producción del Tesla accesible en Estados Unidos, el vehículo podría comenzarse a fabricar luego en las plantas de Berlín y Shanghai, donde actualmente se producen Tesla Model 3 y Tesla Mod.

El Unboxed Process es la gran apuesta de Tesla para el auto de nueva generación, con un proceso de ensablado novedoso, que arma el auto por partes separadas para unirlas al final de la línea de montaje

La gran apuesta de Musk en la nueva plataforma con la que se fabricará el auto barato de Tesla, denominada NV9X, está en su sistema de producción, que romperá con las clásicas líneas de montaje de la industria, para ir por un método de ensamble diferente llamado “Unboxed Process” en el que los autos se arman por partes separadas y se unen en el final de la línea de producción. Este método, según el CEO de Tesla, es lo que les permite reducir los costos considerablemente, y por lo tanto, el precio de sus autos.

Fuente

7 Días